Resaltar búsqueda

Sigue de la página tres

 

 

es muy buena, ahora que acabamos de ver esta misma pieza dirigida por Juan López Moctezuma y actuada por Ancira y Brook, es posible darse cuenta, que tanto estudiantes como profesionales, están a distancias muy cerradas unos de otros.

      La segunda obra Coloquio nocturno, presenta aún más dificultades para la dirección dada su escasez de acción y su demasía de discurso, dificultades que supo resolver Óscar Chávez.

      En ambas obras salen más que airosos todos los actores, tal parece que tuvieran ya varios años de entrenamiento. Juan Ángel Martínez realiza un trabajo estupendo, igual Rolando de Castro, protagonistas de las dos obras, hay en sus voces matización, actitudes correctas, emotividad en ambos intérpretes.

      Mención aparte merecen las escenografías: imaginación, buen gusto, modernismo de forma, funcionalismo,  todo lo posee Guillermo Barclay. Es en este ramo del teatro una auténtica revelación.

      Hasta aquí la temporada que está presentando la Escuela Teatral del INBA y la Asociación de Alumnos en su local de la Sala Villaurrutia. Las próximas obras son La versión de Browning de Rattigan, A puerta cerrada de Sartre y dos obras en un acto de José Joaquín Gamboa: Cuento viejo y Espíritus. Una semana será la duración de cada programa, lo mismo que fue la de las anteriores obras, terminando el Festival el 16 de Septiembre. [Columna añadida a partir del original de la autora.]