Resaltar búsqueda

El peor negocio teatral del año: Landrú

Armando de Maria y Campos

    El peor negocio teatral del año en México -y que conste que ningún teatro logró evitar dos o tres periodos de pérdidas- fue, sin duda, la breve temporada de Landrú (folletín escénico de Alfonso Lapena) en el teatro Arbeu, del 9 al 18 de diciembre. Muy bien planeado el negocio, primero para el Iris y después para el Arbeu, costó de primera intención un buen pico al empresario del Iris, señor Iracheta. Formada una original cooperativa para presentar esta obra en

el Arbeu, los buenos auspicios se convirtieron en vientos de fronda, y al final de la accidentada temporada, sin que cobraran un centavo las doce figuras que interpretaron la obra y alcanzando un cuarto de sueldo diario los trabajadores manuales y actores contratados, ni sus "derechos" el autor, etcétera. Landrú dejó una pérdida de cuarenta y nueve mil pesos; de éstos, corresponden más de diecisiete mil al empresario del Arbeu.