Resaltar búsqueda

 

 

Se alza el telón

Nace un autor mexicano: Federico Steiner [Pie de foto, N. del E.] Ana Luisa Peluffo

por Malkah Rabell

Judit en su onda no es la primera obra de Federico Steiner que sube al escenario. Ya la Temporada Popular de Teatro en sus primeras apariciones puso una obra suya, que más bien era un drama, y cuyo título no recuerdo. También el año 1973, tuvo una mención en el Concurso del Seguro Social por una obra infantil basada en el folklore nacional. Mas, esta es la primera vez -o por lo menos me parece así- que Federico Steiner se lanza en la vía del teatro para el gran público. Un teatro profesional que otros llaman "comercial" con cierto desprecio. Pero que bien hecho, con dignidad merece todo el respeto. Y aquí tenemos una comedia no sólo de locos, sino un poco loca, un poco dentro de la corriente del "absurdo". Porque la corriente, la "onda" de Judit es la de matar a sus maridos, y matar a la gente se le hace tan natural que se lo cuenta a todo el mundo. Probablemente cualquier psiquiatra lo considerará demencia. Pero he aquí que Judit el huir de la policía cae precisamente en manos de un psiquiatra, que se enamora de la autoviuda y no es menos alienado que ella. También para él matar a la gente es lo más natural. Y la comedia termina con una bomba que estalla y deja como secuela a des cadáveres: h novia y el cuñado del siquiatra. Dos cadáveres que tienen la mala suerte de llamarse "Vaca". Y el asesino constata con toda indiferencia y con bastante alegría: "Dos vacas menos".

¿Acaso Federico Steiner sólo se empeñó en hacernos reír? Se me hace que más bien quiso reflejar el macromundo de nuestro ambiente actual donde matar nada significa, donde las vidas humanas ya no tienen significado algu no, y las bombas se han hecho elementos corrientes. Un macromundo reflejado en el micromundo de la comedia de su Judit en la onda. Ya que matar es hoy la "onda". Por de pronto hizo reír de buena gana, y esta vez no hubo necesidad de importar la comedia del extranjero. ¡El autor es mexicano!

En esta su primera comedia, digamos "comercial", Federico Steiner también se lanzó como director de escena, lo que no es tarea fácil. Por fortuna para su aprendizaje, la comedia no presentaba mayores dificultades directivas. Sólo tiene cuatro protagonistas. Cada uno de eses papeles, en manos de actores con muchas tablas, como Ana Luisa Peluffo, Gustavo Rojo, Chela Nájera y Jorge Andrés, han lo grado sacar al mayor provecho a su personaje. Sobre todo fue excelente en su papel Chela Nájera, la caprichosa, rica e insoportable novia. En cuanto a Ana Luisa Peluffo, no sé para qué se necesitó imponerle un semi streeptease, cuando la señora Peluffo puede lucirse como actriz sin necesidad de mostrar una hernia en el ombligo.

Esta aparición de un nuevo comediógrafo nacional sólo puede alegrarnos.