Resaltar búsqueda

diorama teatral

II-contemplando

1961

   Desalentador fue en verdad el panorama de las obras mexicanas de teatro estrenadas este año. En primer lugar notamos la ausencia de una gran cantidad de nuestros autores como Emilio Carballido, Sergio Magaña (se repusieron obras de ellos pero ninguna nueva); Federico S. Inclán, Rafael Solana, Carlos Prieto, Luz María Servín, Humberto Robles, Luis Moreno y otros muchos.

El género predominante en 1961, fue la pieza; dentro de este género se presentaron El sitio y la hora de Antonio Magaña Esquivel, Y quisieron ser toreros de Jaime Rojas Palacios, Olor de santidad de Luis G. Basurto,  Yocasta o casi de Salvador Novo, Espartaco de Juan Miguel de Mora, Tan cerca del cielo de Wilberto Cantón y Cuarteto deshonesto de Fernando Sánchez Mayans.

La tragedia fue ensayada por Rodolfo Usigli con Corona de fuego y puede también tomarse a Penélope de Leonora Carrington, dentro de este género.

Margarita Urueta presentó dos obras en un acto La mujer transparente y Grajú. Felipe Santander es el

 

autor de la única comedia musical mexicana que se presentó en el año Las fascinadoras.

Otras cuatro comedias se estrenaron pero no son dignas de tomarse en cuenta: Cada quien su marido de Unsáin y Varela, Seis mujeres y un fantasma de Cristina Lesser, Caja de sorpresas de Othón Gómez y la más deplorable de todas Cleopatra era… nerviosa de Óscar Ortiz de Pinedo.

Dentro del género farsa se estrenaron dos obras en teatro profesional: Los prodigiosos de Hugo Argüelles y Señoritas a disgusto de Antonio González Caballero.

En el terreno experimental se estrenó La romanza de Miguel Sabido, la adaptación teatral que realizó Héctor Azar de la novela El periquillo sarniento de José Joaquín Fernández de Lizardi, Escombros del sueño de Celestino Gorostiza y Rostros de Gilberto de Estrabau, basada en un cuento del mismo nombre de Luz Hernández Valtier. Además de una obra puesta en la Penitenciaría La ruta del rebelde sin causa.

Lo más sobresaliente Penélope

(en obra dramática) y Señoritas a disgusto en comedía. En teatro experimental: El Periquillo Sarniento

 

Reposiciones

 

Álvaro Custodio repuso Moctezuma II de Sergio Magaña. La comedia de Teatro Popular montó Los cuervos están de luto de Hugo Argüelles. En la Feria Artística Mexicana Luis Aragón dirigió El gesticulador de Rodolfo Usigli, obra que volvió a poner en escena la Compañía de Teatro de México en América en temporada previa a su gira por América del Sur, junto con El color de nuestra piel de Celestino Gorostiza, Rosalba y los llaveros de Emilio Carballido, Debiera haber obispas de Rafael Solana, El escándalo de la verdad y Cada quien su vida ambas de Luis G. Basurto.

En el campo experimental la Asociación de Alumnos de la Escuela Teatral del INBA, a propósito de la celebración del XV aniversario de dicha escuela, llevó a cabo un festival dramático en el que se montaron, de Villaurrutia, El ausente, En qué piensas y

 

Sigue en la página cuatro