Resaltar búsqueda

Quién es Sean O'Casey y qué es Juno y el pavo real

Armando de Maria y Campos

    Han pasado treinta años desde que O'Casey abandonara su Dublín natal para vivir en Inglaterra, pero sus primeros cuarenta años hicieron de él lo que es, nutrieron su genio, le dieron sus pasiones y su visión del mundo, estamparon en él impresiones que no han perdido su vigor.
     Conoció la pobreza desde su nacimiento. Su padre murió cuando aún era joven. Al morir su madre, después de años de trabajo y mala salud, O'Casey no contaba con el dinero para pagar su entierro. Repentinamente llega un pequeño cheque en pago de un panfleto que había escrito y creyó que todo se solucionaría. Sin embargo, por su calidad de obrero no logró encontrar a nadie que le cambiase el cheque. A pesar de todas sus vicisitudes hubo alegría en el hogar de O'Casey y su obra The plow and the stars (El arado y las estrellas) lleva esta dedicatoria: "A la alegre risa de mi madre, a la puerta de la tumba".
     Imaginésmole: es un hombre de anteojos, de pelo revuelto, de unos setenta y dos años, cuya delgada y angular figura vibra de pasión por las gentes y las cosas. El sufrimiento no le ha hecho cínico ni amargado. Siempre benigno y compasivo, hoy en día O'Casey es sereno, como si todas las súplicas por la hermandad y la paz que hiciera en sus obras hubiesen formado una pequeña laguna dentro de él, que le sostiene en su vejez. O'Casey, fue albañil, ferroviario, obrero y pasó por múltiples trabajos. La rebelión irlandesa y los tumultos del Sinn Fein que son el telón de fondo de sus mas grandes obras, también lo fueron de su juventud y, más aún, constituyeron una parte vital de la misma. Era hombre de militante espíritu socialista, y al mismo tiempo cristiano nato. Entró al Ejército de Ciudadanos Irlandeses. Desempeñó un rol activo en diversas huelgas. Luchó por la libertad de Irlanda. Fue miembro fundador del Partido Laborista Irlandés. Su primera gran pasión fueron las obras de Shakespeare. De sus compañeros de trabajo, de alojamiento, de mítines, de huelgas, de reuniones en esquinas callejeras, extrajo inconscientemente el material básico para casi todas sus mejores obras; y fue allí donde primero observó a la gente aparentemente corriente, que constituiría la arcilla con que modelara sus grandes caracteres: Juno, el Paycock, el Covey, Heenan, Mrs. Madigan, Joxer Daly, Flther Good y la señora Gogan. Durante su juventud O'Casey iba al
    

teatro y leía obras, en particular sobre Shakespeare que hasta el día de hoy continúan siendo su lectura favorita: estudiaba los libros que sus padres habían podido comprarle en las librerías del viejo Dublín. Pero no es hasta la aproximación de los treinta años cuando el genio de O'Casey comienza a afirmarse. Jim Larkin, Maude Gonne y otros líderes del movimiento laborista figuraban en primera línea, y O'Casey era su amigo; pero desde esa época en adelante adoptará principalmente el drama como forma de expresión de sí mismo y sus creencias.
     Esto ocurrió inmediatamente después de la primera guerra mundiala. Escribió tres obras y las envió al Abbey Theatre, de Dublín, entonces en la cúspide de su fama y productividad. Fueron rechazadas de inmediato. En 1922 había completado la primera obra de su mejor período: The shadow of gunman (La sombra de un pistolero), que fue presentada por el Abbey entre rugidos de aclamación y gritos de horror. Los irlandeses suelen reconocer rápidamente a sus grandes artistas y pensadores, pero también son suspicaces y se ofenden con facilidad. Algunos sectores del público del Abbey consideraban que O'Casey con su realismo, verdades agudas y críticas era un enemigo del pueblo. Pero el poeta Yeats convenció a los detractores y, una vez disipadas las nubes de sorpresa e indignación, fue claro para todos el advenimiento de un dramaturgo notablemente dotado.
     Hasta 1925, con el estreno de su Juno and the paycock, en el Royalty Theatre de Londres, se reveló O'Casey con toda su fuerza y originalidad. La obra fue inmediatamente aclamada por su mezcla perfecta de tragedia y comedia, su construcción brillante y la riqueza de sus tres personajes principales. Juno, la mujer vencida por la adversidad en una casucha de Dublín, con el alma capaz aún de mirar hacia Dios en demanda de consuelo; su marido, el Paycock inflado y fanfarrón, semipecador, semiinocente; Joxer Daly, el compañero del Paycock. Estos tres personajes estaban tan profundamente logrados en todas sus facetas, que en una noche se convirtieron en creaciones permanentes del drama. Juno apelaba al corazón; entre el Paycock y Joxer Daly se desarrollaban algunas de las escenas más divertidas que jamás se hayan escrito para el escenario. Los críticos y el público reconocieron

también las implicaciones más profundas de la obra y respondieron al atractivo de su fusión de poesía y prosa. Juno and the paycock es una tragicomedia de la vida de las "vecindades" dublinesas, con la guerra civil de fondo y además una afirmación de fe en la bondad esencial del hombre, a pesar de su maldad, estupidez e indiferencia.
    Con intervalos bastante regulares aparecieron otras obras: En 1926, The plough and the stars, que causó gran conmoción en el Abbey por su crítica abierta a problemas y debilidades irlandesas; The silver tassle (1929) es posiblemente la obra antibélica más grande que jamás se haya escrito; Within the gates (1934) un "morality" de la vida moderna, localizado en Hyde Park; The star turns red (1940) es un drama abiertamente procomunista; en Red roses for me (1943) O'Casey vuelve al corazón de Dublín con un protagonista lleno de poesía e idealismo que muere en una huelga; Pulple dust (1945) es una comedia satírica de la decadencia de la vida de la clase media y el surgimiento de los pobres y menospreciados; Oak leaves and lavender (1949) es un comentario a las tradiciones británicas.
     Hoy, O'Casey vive en Devon, Inglaterra, con su esposa, que fue actriz y felizmente aún lo acompaña. Mrs. O'Casey abandonó el escenario cuando comenzó a fallarle la vista para cuidar la salud variable de su marido. Durante los últimos años, fuera de algunos ensayos y obras de un acto, ha escrito varios volúmenes autobiográficos.
     Resulta interesante anotar que el teatro experimental de Europa y del sur de América, han prestado más atención últimamente al teatro de O'Casey que el profesional. Anoche, el grupo Teatro Nuevo, bajo la dirección de Allan Lewis, presentó en la sala Chopin Juno y el pavo real.