FICHA TÉCNICA



Título obra Infierno Barba Azul

Notas de Título Inspirada en Barba Azul de Charles Perrault, en la poesía de Michel Houellebecq y Charles Baudelaire

Autoría Creación colectiva

Dirección Fernando Bonilla

Grupos y Compañías Compañía Puño de tierra

Elenco Sofía Alvarez Núñez, Daniela Arroio, Fernando Bonilla, Juan Carlos Medellín, Valentina Sierra

Referencia Alegría Martínez, “Vidas de deterioro”, en Laberinto, núm. 720, supl. de Milenio, 1 abril 2017, p. 11.




Referencia Electrónica

Laberinto, Milenio

Columna Teatro

Vidas en deterioro

Alegría Martínez

Entre las llamas enrojecidas que trepan sobre la pared interior del Cabaret Barba Azul, un personaje del mismo nombre espera sentado ante una pequeña mesa, entre fotos de meseros, capitanes y parroquianos, frente al cuerpo desnudo de mujeres de yeso y colorida cabellera, cuyos senos sobresalen del muro que las contiene.

La pista de baile del segundo piso se ha transformado en un breve escenario rodeado por el público, menos el lateral, donde hay una mesa con computadoras, operadores, y la parte del fondo. En escena, dos actrices y un actor comentan, como si estuvieran en una reunión de amigos, lo que les gusta o disgusta de otros cuerpos, su afición a los videos o a la caballerosidad, con lo que de inicio se abordan contradicciones sobre la cultura del acoso.

Los actores cambian su ropa cotidiana, que depositan en una bolsa de plástico transparente, por el vestuario de su personaje: traje para el hombre y entallados vestidos para las mujeres, lo que da continuidad a Infierno Barba Azul, dramaturgia colectiva de la Compañía Puño de Tierra con dirección de Fernando Bonilla quien, además de interpretar al famoso asesino de mujeres, narra, observa, da indicaciones al micrófono cuando debe haber oscuro o luz y establece un puente entre la ficción escénica en torno a la violencia sexual, intrafamiliar, los feminicidios, el machismo y la equidad de género, y el espectador, que tiene cerca al personaje de barba azulada, pero en un vértice exterior del escenario.

La dramaturgia, inspirada en testimonios verídicos y en el cuento Barba Azul de Charles Perrault, así como en la poesía de Michel Houellebecq y Charles Baudelaire, toma fragmentos de cada fuente para nutrir un montaje que despliega un amplio y crudo universo enlazado a la llave ensangrentada que alude al castigo recibido por el personaje femenino del cuento francés y al caso de las actrices mexicanas que fueron acosadas por su director de escena, o a la situación cotidiana de vidas en deterioro.

Las tres mujeres muertas del cuento de Perrault prestan su cuerpo y su voz para hacer transitar a distintos personajes por circunstancias delicadas, como la denuncia en una oficina pública, donde el lenguaje se transforma, a partir del uso y el tono del servidor público, en un arma contra la víctima.

Sofía Alvarez Núñez, Daniela Arroio, Fernando Bonilla, Juan Carlos Medellín y Valentina Sierra, autora de la idea original, integran el elenco de Infierno Barba Azul, que establece una franca comunicación con una audiencia heterogénea, asombrada por la áspera claridad con que se plantean situaciones que en la realidad se han vuelto cotidianas pero que a la luz del escenario cobran la dimensión que en verdad tienen.

La Compañía Puño de Tierra tiene urgencia por plantear desde múltiples ángulos el lastre de nuestra incultura sexual, la voracidad de una sociedad que parece no tener freno en una vorágine que ultraja el lenguaje y los valores que se confunden con el amor, hasta llegar al asesinato.

Frente a las siluetas de mujeres asesinadas, delineadas con pintura blanca sobre el piso, tienen lugar las acciones, las descripciones, los desencuentros, la violencia explícita o soterrada, como si se revivieran extractos de una habitual pesadilla de la que somos parte, sin importar el rol que cada uno tenga en ésta.

Dentro de un espacio abierto a la diversión nocturna en la colonia Obrera, con espectadores inmersos en una estética erótico-caricaturesca que aporta a la experiencia un entorno pleno de estímulos, se abre paso Infierno Barba Azul, un teatro joven que grita, expone y acota el despeñadero de una sociedad apoltronada en una violencia de género que arrastra a todos.