FICHA TÉCNICA



Título obra Testosterona

Autoría Sabina Berman

Dirección Sabina Berman

Elenco Verónica Merchant, César Évora

Escenografía Philippe Amand

Notas de escenografía Pablo Corkidi y Damian Walsdorf / video; Denise Camargo / arte y ambientación

Iluminación Philippe Amand

Notas de Música Daniel Hidalgo / diseño sonoro y musical

Vestuario Carlo Demichelis

Productores Isabelle Tardán

Referencia Alegría Martínez, “Una mujer en un mundo de hombres”, en Laberinto, núm. 568, supl. de Milenio, 3 mayo 2014, p. 10.




Referencia Electrónica

Laberinto, Milenio

Columna Teatro

Una mujer en un mundo de hombres

Alegría Martínez

Una mujer y un hombre se ven orillados a hablar de su vida privada a partir de las expectativas de trabajo que una noche determinada darán un vuelco. El deseo apaciguado durante 20 años entra en juego una vez que el destino propone la coyuntura. El curso de la cotidianeidad se altera y el juego de poder queda abierto. Testosterona cambia el curso acostumbrado de la vida laboral de una mujer en un ámbito de hombres.

Sabina Berman escribe y dirige su obra Testosterona sobre un espacio escénico diseñado e iluminado por Philippe Amand que da la impresión, al inicio, de ser el consultorio de un sexólogo donde los muros reproducen gráficamente, mediante círculos, líneas, cuadrículas y números, lo que parecen porcentajes, cálculos y comportamiento de la mencionada hormona esteroide. El primer efecto que causa este lugar hasta antes de que inicie la acción, se transforma en el paisaje que se podría observar desde el ventanal del piso 28 de un edificio en la Ciudad de México. Es el interior del despacho del director de un importante diario de circulación nacional.

La noche de un 24 de diciembre previo a la cena de Navidad, el director y su subdirectora de contenidos, tienen motivaciones distintas. Una tormenta cancela el viaje del periodista. Él debe elegir enseguida un sucesor ante un inesperado problema de salud. Ella, presa de una inmensa admiración por él, decide atender su deseo postergado.

La dramaturga, guionista, ensayista y poeta, escribe una obra en la que expone el delicioso juego que involucra decisión y poder en un concentrado de realidad que otorga herramientas al espectador para conocer claves del pasado de ambos personajes, al grado de comprender a plenitud sus estrategias, necesidades y subterfugios para alcanzar su objetivo, y se las ingenia al mismo tiempo para sorprender al observante a través de reacciones sorpresivas por parte de los personajes que involucran humor sin despegarse de la veracidad.

Los personajes de Testosterona son seres reconocibles en nuestra realidad actual, en el momento coyuntural en que se encuentran y con el factor de un tercer personaje en competencia sucia por lograr el puesto de director, lo que conduce a la protagonista femenina a optar por el mismo formato de lucha que ostenta su contrincante.

Con un final alentador para buena parte de la audiencia femenina, no tanto para la masculina, que en algunos casos lo juzga "exagerado" la obra muestra otra manera de reaccionar ante la corrupción, el chantaje y el hábito machista incrustado en nuestro tuétano social, que si bien es incorrecto, es el que marca la pauta cuando no hay otra salida para enfrentar la bajeza.

Como directora, Sabina cuenta con un elenco solvente, Verónica Merchant imprime la energía y la fuerza a su personaje, espontáneo e inteligente y audaz, aunque en momentos de extrema coquetería roza un desequilibrio que pronto recupera. Por su parte César Évora, que ha hecho en México más televisión que teatro, sale avante incluso en los trances en que el machismo y la autocompasión que pesan sobre su personaje, podrían arrastrarlo a la farsa y al ridículo.

Ataviados con el vestuario de Carlo Demichelis, casual, práctico y moderno para ambos periodistas, el montaje cuenta también con video de Pablo Corkidi y Damian Walsdorf, arte y ambientación de Denise Camargo, diseño sonoro y musical de Daniel Hidalgo y producción de Isabelle Tardán.

Testosterona es una buena obra de Sabina Berman, valiosa y valiente, cuyos diálogos guardan fidelidad al universo del que emergen, que alude a una parte de la transformación que ha operado en los medios de comunicación a partir del uso del Internet, mientras destaca las prácticas periodísticas ancestrales, la entrada de las mujeres profesionales a un mundo hermético y subraya el perverso mecanismo machista habituado a envolver en su trama a quien baje su guardia.