FICHA TÉCNICA



Título obra Éxito a cualquier precio

Notas de Título Título original Glengarry Glen Ross

Autoría David Mamet

Notas de autoría Alberto Lomnitz / traducción

Dirección Enrique Singer

Elenco Bruno Bichir, Héctor Bonilla, Juan Carlos Colombo, Patricio Castillo, Javier Díaz Dueñas, Julio Bracho, Juan Carlos Beyer

Escenografía Jorge Ballina

Iluminación Ingrid Sac

Música Diego Herrera

Vestuario Teresa Alvarado

Espacios teatrales Teatro López Tarso

Productores Jorge y Pedro Ortiz de Pinedo

Referencia Alegría Martínez, “Cuatro hombres y un capataz”, en Laberinto, núm. 516, supl. de Milenio, 4 mayo 2013, p. 10.




Referencia Electrónica

Laberinto, Milenio

Columna Teatro

Cuatro hombres y un capataz

Alegría Martínez

Un pizarrón verde con los apellidos escritos de arriba hacia abajo, en orden del mejor al peor vendedor de bienes raíces, preside el telón rojo que al abrirse descubrirá una vieja y mugrosa oficina de los 80 en Chicago, donde cuatro hombres y un capataz contienden contra la mala racha, el azar, la ambición, la devoción por el dinero, la adicción al trabajo, el soborno, la venganza, el engaño, la crueldad, la pérdida y el talento para engatusar a un probable cliente.

En la exasperación por conseguir prestigio, fortuna y un Cadillac como primer premio al mejor vendedor, los agentes responden como perros de caza a la competencia urdida por los dueños de la empresa, en la que el segundo lugar ganará un juego de cubiertos y el tercero, su despido.

Los actores que interpretan a estos expertos en bienes raíces, seres humanos cuya vida está regida por su trabajo, se transforman en lobos, hienas, crueles y egoístas animales con corbata, al acecho del engaño, el soborno, el robo y de alguien dispuesto a comprar la ilusión de un fragmento de seguridad ante la incierta existencia.

La obra de David Mamet (Chicago 1947), ensayista, dramaturgo, guionista, maestro y premio Pulitzer 1948 por Éxito a cualquier precio, reúne en esta ocasión la traducción de Alberto Lomnitz, la dirección de Enrique Singer, la producción de Jorge y Pedro Ortiz de Pinedo y un elenco de primer orden cuyos actores transitan por todo tipo de géneros y escenarios sin obstáculo evidente; conjunto artístico generador del portento que por lo general no consigue el teatro comercial: un extraordinario montaje.

Éxito a cualquier precio (Glengarry Glen Ross), expone la vulnerabilidad del ser humano en su eterno combate por sobrevivir a las necesidades económicas y exigencias sociales, a la competencia y al mezquino universo en el que se desenvuelven astutos y lerdos; personas que no saben perder, entre los muros de una oficina donde lo único que cuenta es poseer.

La cinta estadunidense, titulada Glengarry Glen Ross, apellidos que corresponden a los dueños de la inmobiliaria, fue estrenada en 1992, con dirección de James Foley y guión de David Mamet, protagonizada por Al Pacino, en el papel de Ricky Roma, que en el montaje mexicano es representado por Bruno Bichir. Jack Lemmon encarnó a Levene que interpreta Héctor Bonilla; Dave Moss estuvo a cargo de Ed Harris, rol de Juan Carlos Colombo; George Aaronow fue la parte de Alan Arkin que hoy realiza Patricio Castillo; mientras que Lingk lo construyó para el celuloide Jonathan Price y para la obra, Javier Díaz Dueñas; Williamson, el capataz, actuado por Kevin Spacey, lo desempeña Julio Bracho y el policía Baylen que hizo Alec Baldwin, es en México Juan Carlos Beyer.

La inteligencia de los diálogos, su tosquedad certera, la estructura dramática que desfigura y contrapuntea la trayectoria de cada personaje y su destino con maestría; la eficacia de la dirección que guía a los actores hacia la seducción perversa que estafa tersamente y fragmenta las escenas mediante la apertura por partes del telón en un tratamiento cinematográfico que destaca el lenguaje teatral; la actuación de nítidos e intensos contrastes; todo esto aunado al diseño escenográfico de Jorge Ballina, de iluminación de Ingrid Sac, vestuario de Teresa Alvarado y música de Diego Herrera, hacen de este montaje un memorable acontecimiento.