FICHA TÉCNICA



Título obra Don Juan

Autoría Max Frisch

Grupos y Compañías Teatro de Cámara Alemán

Espacios teatrales Teatro Julio Jiménez Rueda

Referencia Armando de Maria y Campos, “El Don Juan ha pasado a ser un mito mundial”, en El Heraldo de México, 15 diciembre 1966, p. 3.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

El Heraldo de México   |   15 de diciembre de 1966

Columna Escenarios

El Don Juan ha pasado a ser un mito mundial

Armando de Maria y Campos

Su origen es, como se sabe, español, y está inspirado en la vida licenciosa de un sevillano llamado Don Juan de Mañara. Son infinitas las interpretaciones que el mito donjuanesco ha inspirado a autores de todo el mundo. Su origen está en el de Tirso de Molina. Curiosa sería la bibliografía de Don Juan, pero ni hay espacio para ello ni es el momento de hacerlo.

El Teatro de Cámara Alemán, que visita México periódicamente, ahora ha encontrado su sede natural en el Teatro Jiménez Rueda. Los alemanes nos han presentado un Don Juan lleno de interés, naturalmente ininteligible para quienes no conocemos ese difícil idioma. Por eso nos guiamos de las explicaciones orales que nos da el director o algunos de los actores y escenógrafos que en él intervienen. Imposible referirse al largo reparto. Concretémonos, pues, a hacer un resumen de esta representación con los datos que tenemos a mano.

Max Frisch ha sabido modificar en forma ingeniosa el famoso tema de Don Juan. Estando superficialmente enamorado de la hija del comendador, encuentra poco antes de su boda otra mujer, para él desconocida. Al darse cuenta que la desconocida es su novia –ese amor superficial– desiste casarse con ella. El comendador al enterarse de la decisión de Don Juan suelta a los perros, que lo obligan a huir de habitación a habitación, donde lo abrazan siempre nuevas mujeres; se convierte en un Don Juan. Una prostituta, que se ha enamorado de él, se disfraza de novia, y él se siente atraído por ella creyendo que es Doña Anna, la hija del comendador. En esos momentos regresa el comendador sabiendo ya que su hija se ha ahogado y ataca a Don Juan. Éste, no sabiendo del suicidio de la hija, no se siente culpable y se defiende matando al comendador. Éste ha traído también la noticia de que Rodrigo amigo de infancia de Don Juan, ha cometido suicidio convencido que su novia, Doña Inés, lo ha engañado con Don Juan.

Después de muchos años de vida aventurera se convence que su verdadero amor pertenece a la geometría y ofrece a la iglesia un canje: pretende organizar su descenso al infierno para que la iglesia obtenga una leyenda religiosa y pide a cambio una clausura en un monasterio. El pretendido descenso al infierno convence a la gente, pero en vez de retirarse al monasterio acepta la oferta de Miranda –la prostituta convertida entretanto en la condesa de Ronda–, convivir con ella en su palacio para dedicarse enteramente a la geometría. En este encarcelamiento fastuoso se convierte en un buen burgués y finalmente en padre y se resigna.