FICHA TÉCNICA



Título obra Una fiesta embarazosa

Autoría Alfonso Anaya B.

Elenco Carmen Molina, Angelita Castany, Lulú Parga, Otilia Larrañaga, Margarita Santiesteban, Yolanda Ciani, Gina Romand, Margarita Macías

Vestuario Gilberto de Alba

Referencia Armando de Maria y Campos, “Una fiesta embarazosa, de Alfonso Anaya B.”, en El Heraldo de México, 24 noviembre 1967, p. 3.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

El Heraldo de México   |   24 de noviembre de 1967

Columna Escenarios

Una fiesta embarazosa, de Alfonso Anaya B.

Armando de Maria y Campos

El baby-shower es un espectáculo intimo que las mujeres han inventado para divertirse en sus hogares. Consiste en una reunión a la que concurren varias jovenes que como vulgarmente se entiende "han encargado". Es decir, que se encuentran en "estado interesante". Este estado es aquel en que esperan la llegada de un bebé, fiesta de júbilo en cualquier instante. La llegada de un bebé es siempre un misterio que merece comentarios entre quienes alcanzan la fortuna de ser protagonistas de este suceso.

El "Baby Shower" de Alfonso Anaya B. posee las características de este autor, del que no se podría precisar si es producto del medio o el medio produce al autor. Alfonso Anaya ha encontrado una fórmula que consiste en hacer hablar en voz alta a un grupo de muchachas que poseen algunas desparpajo, otras ingenio y la mayoría de ellas que parlotean como los pájaros. Pero esto no importa a Alfonso Anaya B. El toma su bien donde lo halla, y con eso le basta. Siempre es interesante y divertido para el público oir hablar a jóvenes de diversas mentalidades. Anaya es un paciente y formidable coleccionista de chistes que sabe ensartarlos con habilidad para que el público se entretenga escuchándolos como, digámoslo, las beatas se entretienen en pasar por sus dedos las cuentas de un rosario o de un collar. Para espectáculos de esta índole es preciso contar con actrices bonitas o simplemente con jovenes que sepan darle intención y picardía a lo que dicen. Cuántos hombres darían lo que les pidieran para asistir de incógnito a estas sesiones en las que está precisamente prohibida la asistencia del hombre. Saber cómo piensa de verdad la mujer no es cosa fácil. El autor Anaya ha encontrado esta difícil fórmula y con ella divierte a un público que le sigue con fidelidad e interés.

En el caso que nos ocupa todo se reúne para que se realice un espectáculo divertido. Ocho muchachas de diversas mentalidades expresan su pensamiento en relación con el júbilo o las sorpresas que significa el misterio de la llegada de un bebé. Cada muchacha tiene su personalidad propia y se deja arrastrar por sus caprichos. Carmen Molina es distinta a Angelita Castany, como Lulú Parga lo es de Otilia Larrañaga, y así Margarita Santiesteban de Chachita, y Yolanda Ciani de Gina Romand o de Margarita Macías, todas ellas un ramillete encantador, desgraciadamente mal vestidas por Gilberto de Alba.