FICHA TÉCNICA



Espacios teatrales Casa de la Paz Cozumel

Notas de espacios teatrales Casa de la Paz Tlatelolco

Notas Comentario del espectáculo de Jazz Bossanova '67 de Carlos Lyra

Referencia Armando de Maria y Campos, “Bossanova ‘67, de Carlos Lyra”, en El Heraldo de México, 3 octubre 1967, p. 5.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

El Heraldo de México   |   3 de octubre de 1967

Columna Escenarios

Bossanova ‘67, de Carlos Lyra

Armando de Maria y Campos

Un público atento y complacido escucha a Carlos Lyra en su programa novedoso y atractivo que presenta, contando con el patrocinio del OPIC, alternativamente en las Casas de la Paz de Cozumel y Tlatelolco.

La primera parte del programa la dedica a interpretaciones estupendas de jazz con el baterista Salvador Agüeros, al saxofón y flauta Rodolfo Sánchez y Mario Ballina en el contrabajo. Cada uno de ellos estupendo maestro de su instrumento, al que domina de manera absoluta provocando que el público siga su ritmo.

En la segunda parte, Carlos Lyra, acompañado de su guitarra, platica al público el principio del bossanova que significa voz nueva y que tiene su origen con ritmos entremezclados de portugués barroco, africano y jazz.

Carlos Lyra con sus propias composiciones va ligando las distintas etapas melódicas que ha sufrido el bossanova hasta su decadencia. Nace como consecuencia de un subdesarrollo económico en Brasil, invade el mundo musical con su ritmo cadencioso y caliente, acepta influencias definitivas, pero degenera al recibir otras con exceso como el jazz, que le quita sabor, perfil y carácter.

Carlos Lyra subió a los jacales en Brasil donde viven apiñados los negros, y recogió de ellos la voz auténtica que es base de su inspiración para sus bellas y poéticas composiciones. Considera que volviendo al origen mismo del bossanova podrá este ritmo volver a su auge anterior.

Con estremecedora sencillez Carlos Lyra pasa de una canción a otra contando al público su bella historia, acompañándola de hermosas transparencias alusivas proyectadas al fondo del escenario. Su espectáculo deja en el ánimo del público que lo escucha la maravillosa sensación de estar frente a un artista puro en el aspecto folklórico de su país y que entregado a su arte lo enaltece y vivifica.

Es un espectáculo que recomendamos a espíritus selectos y refinados.