FICHA TÉCNICA



Notas Comentario del repertorio teatral rumano

Referencia Armando de Maria y Campos, “El teatro rumano invade centros obreros”, en El Heraldo de México, 14 septiembre 1967, p. 5.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

El Heraldo de México   |   14 de septiembre de 1967

Columna Escenarios

El teatro rumano
invade centros obreros

Armando de Maria y Campos

El teatro Obrero C. F. R. Giulesti de Bucarest, creado durante el régimen de democracia popular, cuenta entre sus actores con elementos muy dotados que han realizado algunas de las memorables creaciones de los últimos años, como por ejemplo: el papel de Puntila en la pieza de Brecht El Señor Puntila y su criado Matti, realizado por el actor Stefan Mihailescu Braila, de un temperamento cómico irresistible, acompañado por una vena dramática; hace algunos años interpretó el papel de inspector Goole en Ha Llegado un Inspector, de Priestley. En la pieza de Brecht el actor Colea Rautu realizó un convincente Matti. Marga Anghelescu, actriz de grandes recursos dramáticos, se destacó en el papel titular de La Señorita Nastasia, de G. M. Zamfirescu.

Sumamente apreciado por el público de Rumania es el artista del pueblo Gyorgy Kovacs, del Teatro Székely de Tg. Mures, intérprete profundo y sutil de papeles muy diversos como: Catavencu en Una Carta Perdida, Tetref en Los Pequeños Burgueses, de Gorki; Starbuk en El Hombre que Trae la Lluvia, de Nash, y el comentador de La Mandrágora, de Maquiavelo.

La compañía del Teatro Nacional de Cluj cuenta con algunos artistas de primer orden, entre los que citaremos a: Stefan Braborescu, María Cupcea, Viorica Dimitriu, Sandu Radulescu, Constantin Anatol, etc.

La tradición popular del Teatro Nacional de Iasi ha sido transmitida y conservada hasta nuestros días por actores como Miluta Gheorghiu (intérprete masculino del papel femenino de Doña Chirita , personaje cómico de Vasile Alecsandri, interpretado en el siglo pasado por el fundador de la escuela realista, el actor Matei Millo), la actriz Margareta Baciu, primera intérprete en la R. P. Rumana del papel titular de Madre Coraje; el actor G. H. Popovich, Sefan Dancinescu, etc.

Los actores valiosos del teatro rumano son demasiados y por ello no tendría sentido enumerarlos. Las compañías se completan todos los años con nuevos egresados de los institutos teatrales, jóvenes talentosos, elegidos y educados con gran cuidado para el desarrollo armonioso y multilateral de sus aptitudes.