FICHA TÉCNICA



Título obra Picnic

Autoría William Inge

Notas de autoría José H. Díaz y Dimitrios Sarras/ Traducción

Elenco Lola Tinoco, Queta Lavat, Alicia Bonet, María Cristina Ortiz, Beatriz Baz, Aurora Alonso, Lucha Palacio, Rogelio Guerra.

Referencia Armando de Maria y Campos, “Picnic, de William Inge”, en El Heraldo de México, 25 mayo 1967, p. 4.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

El Heraldo de México   |   25 de mayo de 1967

Columna Escenarios

Picnic, de William Inge

Armando de Maria y Campos

La obra de teatro Picnic, de William Inge, que conocimos primero en versión cinematográfica hace varios años, es una comedia característica norteamericana. Las pasiones, que en ella se desatan, son eternas, universales, pero sus personajes son típicos de esta nación.

La llegada de un ex atleta y vagabundo a un pueblito común y corriente de los Estados Unidos, en que la vida de sus habitantes transcurre monótona y triste, hacen que un torso descubierto de un hombre y su musculatura atlética vayan despertando en las mujeres jóvenes y otoñales, con las que convive, un calorcillo de vida nunca antes sentido.

Toda la obra de William Inge respira sexo. Su romance de verano pasa como viento huracanado en el alma sencilla de esta gente.

Premiado por los Críticos Teatrales de Nueva York, William Inge, logra el reconocimiento con esta comedia, de sus conciudadanos, pero al cronista le parece que esta obra de teatro no ha resistido el transcurso del tiempo, en la traducción que nos ofrecen José H. Díaz y Dimitrios Sarras.

Su interpretación llevada en momentos a un ritmo muy lento, y en otros tocando peligrosamente lo melodramático, hacen que la obra pierda interés en su fuerza dramática y los actores no se mantengan en un nivel permanente de buena actuación. Lola Tinoco excelente actriz, es a nuestro juicio la que con mesura y contención da más equilibrio a su personaje. Queta Lavat no logra en esta ocasión proyectarse como la buena actriz que es; Alicia Bonet luce las primicias de su belleza y talento, María Cristina Ortiz se desenvuelve ágil y simpática, Beatriz Baz se muestra con capacidad es para mayores empresas y Aurora Alonso y Lucha Palacio desempeñan sus personajes de acuerdo con su director. Rogelio Guerra proyecta entusiasmo a su actuación, y su futuro como galán es prometedor si no se desvía por cauces superficiales, los demás actores cumplen, nada más.