FICHA TÉCNICA



Título obra Ya, ya deja dormir

Autoría Alfonso Paso

Notas de autoría A. Varela/ Adaptación

Coreografía Gina Romand, Consuelo Frank.

Espacios teatrales Teatro Principal

Referencia Armando de Maria y Campos, “[Ya, ya, deja dormir, de Alfonso Paso, en el Teatro Principal]”, en El Heraldo de México, 21 mayo 1967, p. 7.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

El Heraldo de México   |   21 de mayo de 1967

Columna Escenarios

[Ya, ya, deja dormir, de Alfonso Paso, en el Teatro Principal]

Armando de Maria y Campos

De Alfonso Paso se dice en España, que la gente se pregunta cuando trata de divertirse: ¿Paso o cine?.

Algo semejante nos acontece en México. Asistir al teatro de Alfonso Paso, significa unas horas de amable diversión.

El espectador sabe de antemano que nada trágico lo hará estremecer y que risueñamente Paso lo conducirá de una situación o intriga a otra situación y a otra intriga que le provocarán una risa espontánea.

Si el público ríe, es un público feliz, y los empresarios que saben su negocio, no se preocupan en condimentarle algo difícil de digerir, le dan a Paso, ligerito, y todos contentos.

Ya, ya, deja dormir que se representa en estos días en el teatro Principal, no es una comedia mejor ni peor que sus anteriores obras, es una más de su ya interminable repertorio.

Un hijo calavera renuente al matrimonio, cae en la intriga que le han preparado su madre y la que después será su esposa.

Como ve el lector, el argumento es una nadería del que Alfonso Paso con su talento para construir comedias de este tipo, resuelve felizmente a través de los dos actos que la componen.

La adaptación al ambiente mexicano, la realiza A. Varela sin mayor mérito.

La interpretación, bajo la responsabilidad de actores profesionales, hace que esta comedia navegue por las aguas tranquilas.

Gina Romand aporta con su belleza, entusiasmo y vestuario a go-go, luminosidad a la escena Consuelo Frank, categoría, Oscar Ortiz de Pinedo gracia, gracia.