FICHA TÉCNICA



Título obra La voz de la tórtola

Referencia Armando de Maria y Campos, “Novedades y reposiciones”, en El Heraldo de México, 15 mayo 1967, p. 2.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

El Heraldo de México   |   15 de mayo de 1967

Columna Escenarios

Novedades y reposiciones

Armando de Maria y Campos

Sería curioso seguir el origen de las frases que protegen al teatro, porque lo aman. ¿Quién ama más al teatro? El público que lo sigue por todas partes o el teatro que sigue a éste por cualquier parte que se le escapa. Interrogación ésta dificil de contestar.

Interesante sería la respuesta que diera una solución satisfactoria. Existe un celo mutuo. El teatro sigue al público, el público persigue al teatro. Esto es natural. El teatro es una materia viva y el publico también. Unos a otros se persiguen.

En su deber de complacer a los auditorios los empresarios ofrecen novedades de toda índole, y público y teatro se complementan en un afán de perseguirse mutuamente.

Ahora es la reposición de La voz de la tórtola, dulce espectáculo que se refiere al proceso del amor de la tórtola, que es él llamado de la hembra al macho para formar su nido de amor y que va en busca de un publico distinto al que escucho este reclamo de amor por otros rumbos. La tórtola es uno de los más apasionantes temas y es natural que vaya en busca de otros barrios. Por estos rumbos se escucha la voz de la tórtola, y al cronista sólo le queda el recurso de andar de la seca a la meca.

En otro, orden las compañías de zarzuela, que como en tiempos antiguos inician giras con obras de repertorio, ofrecen al público las mejores muestras de este, habida cuenta de que también tienen novedades que presentar, no muchas porque el género escasea y se tiene que recurrir al repertorio conocido. Este es el caso de la compañía de operetas y zarzuelas españolas de María Caballero que ofrece al auditorio afecto a este género, las mejores piezas del repertorio.

En otro teatro, se reclama la atención del público con la presentación de piezas que, por algún motivo suponen los empresarios puedan interesar al público. El público es el secreto de todo. Teatro sin público carece de sentido. En el teatro principal los empresarios presentan a artistas conocidos como Gina Román, Ortiz de Pinedo, Polo Ortin y Yuyú. El tiempo dirá el resultado de estas andanzas.