FICHA TÉCNICA



Título obra Proceso Oppenheimer

Dirección Xavier Rojas

Elenco Jesús Colín, Carlos Monden, Eduardo MacGregor, Jorge Rado, Angel Merino, Daniel Villarán, José Luis Carol y Víctor Eberg

Espacios teatrales Teatro el Granero

Referencia Armando de Maria y Campos, “Los últimos estrenos”, en El Heraldo de México, 10 mayo 1967, p. 7.




Título obra El hilo rojo

Autoría Henry Denker

Dirección Ignacio Retes

Elenco Fanny Shiller, Meche Pascual, Malena Doria, Luis de León, Rogelio Quiroga, Elvira Lodi y Rolando de Castro.

Escenografía David Antón

Espacios teatrales Teatro Manolo Fábregas

Referencia Armando de Maria y Campos, “Los últimos estrenos”, en El Heraldo de México, 10 mayo 1967, p. 7.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

El Heraldo de México   |   10 de mayo de 1967

Columna Escenarios

Los últimos estrenos

Armando de Maria y Campos

Circunstancias especiales han obligado al cronista a retrasarse en la información de algunos sucesos teatrales. Uno de éstos es el Proceso Oppenheimer, presentado en el Teatro del Granero, tal vez poco propicio para representaciones que requieren cuatro escenarios, pero el director Xavier Rojas logró salvar insuperables obstáculos y ofrecer un espectáculo atractivo y singular.

En gran parte el resultado de esta clase de espectáculos queda confiado a la habilidad de los actores, encargados de darle al público una realidad histórica y singular. El auditorio siguió con interés el desarrollo de la acción y aquilató la calidad y el talento de los intérpretes.

Es justo hacer constar el talento y la capacidad de los empeñosos actores Jesús Colín, Carlos Monden, Eduardo MacGregor, Jorge Rado, Angel Merino, Daniel Villarán, José Luis Carol y Víctor Eberg. Una escenografía elemental ayuda al espectador a comprender mejor este espectáculo.

Caso de reposición que merece que el público se fije en él es el de El hilo rojo que lleva a la escena las amarguras del sabio judio Sigmund Freud para convencer al mundo de una de las teorías más audaces que han revolucionado a la sociedad, y que en aquella época parecía una verdadera locura. Freud contó con la ayuda de una abnegada esposa, que es uno de los personajes más tiernos e interesantes de la pieza.

Ahora El hilo rojo reclama la atención del público desde el escenario del teatro Fábregas. La pieza de Henry Denker es un caso de reposición justificada. Y el cronista hace justicia a Augusto Benedico y Virginia Gutiérrez en la creación de sus respectivos personajes a los que acompañan, ahora Fanny Shiller, Meche Pascual, Malena Doria, Luis de León, Rogelio Quiroga, Elvira Lodi y Rolando de Castro. La escenografía de David Antón no ha variado, salvo detalles. Funciona, y esto es lo que importa.

La dirección de Ignacio Retes es hábil, precisa. Y eficaz, de acuerdo con su larga experiencia en estos discutidos menesteres.

El público sigue con el mismo interés que en 1965 el desarrollo de esta apasionante historia.