FICHA TÉCNICA



Título obra Fando y Lis

Autoría Fernando Arrabal

Notas de autoría Carlos Solórzano / traducción

Dirección Alejandro Jodorowsky

Elenco Diana Mariscal, Sergio Klainer, Adrián Ramos, Julio Castillo, Henry West, Alberto Megales

Espacios teatrales Teatro Antonio Caso

Referencia Armando de Maria y Campos, “Fando y Lis”, en El Heraldo de México, 24 abril 1967, p. 2.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

El Heraldo de México   |   24 de abril de 1967

Columna Escenarios

Fando y Lis

Armando de Maria y Campos

Fernando Arrabal, autor nacido en España, y que entró al teatro grande de las minorías escribiendo sus piezas en francés, es una indiscutible sensación en el mundo de los teatros de no más de cien personas. Sin embargo, goza de una popularidad como en otros y en estos tiempos han disfrutado autores que escriben para las mayorías.

No poco se ha escrito sobre Fernando Arrabal, quien pertenece al género del teatro de lo absurdo, escrito con talento y con ideas que no dejan de interesar al espectador despierto e inteligente.

Ahora en el Teatro Antonio Caso, dependiente de la Casa de la Paz, presenta al público de aquella inmensa barriada perteneciente a la Unidad Tlatelolco una de sus más interesantes piezas bajo la dirección del hábil animador Alexandro, en traducción de Carlos Solórzano, porque ya se ha dicho que Arrabal escribe en francés. Su pieza Fando y Lis, en un acto y cinco cuadros, en realidad estruja el corazón del público, ya prevenido para presenciar un teatro extraño.

Es difícil definir las piezas de Arrabal, pero esta vez de la angustia al humor macabro y gira en torno de una vieja idea: el hombre mata aquello que más quiere. En este caso es una pareja en la que él atormenta a la mujer que ama hasta que logra matarla. Todo es símbolo en Arrabal, que cada quien interprete como guste, que siempre acertará.

Es fundamental en las piezas de Arrabal la interpretación y la dirección que tanto se presta para versiones personales. La de Alexandro es magnífica y le permite manejar el material humano con extraordinaria habilidad. No caben juicios personales. Diana Mariscal y Sergio Klainer logran una magnífica versión de sus personajes, y en segundo término Adrián Ramos, Julio Castillo, Henry West y Alberto Megales.