FICHA TÉCNICA



Título obra Hotel Bikini

Autoría José de Lucio

Notas de autoría Jorge Landeta / adaptación

Dirección Víctor Moya

Elenco Óscar Ortiz de Pinedo, Luis Manuel Pelayo, Manolita Saval, María Salomé, Edna Lorna, Humberto Cauich, Maty Huitron, Ana María Guzmán, Polo Salazar, Raúl Padilla, Javier Talamantes, Omar Jaso

Escenografía Julio Prieto

Referencia Armando de Maria y Campos, “Un divertido enredo tropical”, en El Heraldo de México, 8 enero 1967, p. 4.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

El Heraldo de México   |   8 de enero de 1967

Columna Escenarios

Un divertido enredo tropical

Armando de Maria y Campos

El cronista respeta el subtítulo que se le dio a la comedia de José de Lucio, en tres actos, titulada de acuerdo con el ambiente afrodisíaco que vive el mundo actual, Hotel Bikini. Este José de Lucio es un nombre que le suena al cronista desde hace mucho tiempo. No tendría nada de particular que se tratara de un autor español que gozó de cierta fama hace cuatro o cinco lustros. Pero esto no tiene importancia, porque la adaptación de Jorge Landeta está bien hecha y se justifica que la acción ocurra en Puerto Vallarta, del Estado de Jalisco, como en su origen puede haber ocurrido en cualquier playa española escondida; es decir, propicia a las aventuras amorosas.

La comedia es divertida y el enredo es gracioso y difícil de entender al principio, como correspondía a los antiguos enredos teatrales. Poco a poco la forma de construir comedias viene cambiando y ahora la solución de los enredos se revela en las últimas escenas.

Queda, pues, al cronista, la grata tarea de referirse a la interpretación de esta adaptación o adoptación, que para el caso es lo mismo, y que consiste principalmente en que dos esculturales jóvenes aparezcan en bikini. Esto a nadie molesta, ni menos al publico burgués y conformista habituado ya a hojear revistas extranjeras en las que actrices de cine y radio y mujeres hermosas aparecen en bikini.

La interpretación responsable descansa en el excelente actor cómico Óscar Ortiz de Pinedo, que de todos los trucos para hacer reír se los sabe todos, y en el no menos estimable actor Luis Manuel Pelayo. Aparece Manolita Saval, con su veteranía fresca y ágil. Las jóvenes actrices que aparecen en bikini son María Salomé y Edna Lorna, y en verdad que es una fiesta para los ojos admirar sus esculturas humanas. Otros buenos actores completan el reparto, como Humberto Cauich, de origen yucateco y bien conocido por sus actuaciones en los noticieros cinematográficos; Maty Huitron, Ana María Guzmán y para que esta nota constituya una efemérides es justo mencionar a Polo Salazar, Raúl Padilla, Javier Talamantes y Omar Jaso. La obra fue dirigida por Víctor Moya, maestro en estos menesteres, y la escenografía está a cargo de Julio Prieto, también maestro en su especialidad; la dirección es fluida y amena; la escenografía proporciona el ambiente apropiado, y el cronista llega a la conclusión de que, en verdad, no hay nada más nuevo como no sea lo viejo.