FICHA TÉCNICA



Título obra La corbata

Autoría Alfonso Paso

Dirección Jorge Landeta

Elenco Carmen Molina, Miguel, Celia Manzano, José Baviera, Arturo Castro

Escenografía Julio Prieto

Referencia Armando de Maria y Campos, “La corbata, de Alfonso Paso”, en El Heraldo de México, 6 enero 1967, p. 3.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

El Heraldo de México   |   6 de enero de 1967

Columna Escenarios

La corbata, de Alfonso Paso

Armando de Maria y Campos

El autor español Alfonso Paso se ha constituido en el historiador de las costumbres de su tiempo, lo mismo que los historiadores de todos los tiempos, con la circunstancia favorable de que Paso tiene el acierto de tratar temas que son costumbres afines a varios países, porque el mundo se parece, país y país como hermanos gemelos. Los problemas sociales de tipo hogareño o de aspecto laboral son semejantes. Una atinada adaptación al lugar en que se represente una obra suya parece escrita para el público que la escucha. Este es el caso de su comedia titulada La corbata a la que un simple cambio de nombres la convierte en una obra sin lugar fijo de acción. Además, hay que reconocerle a Paso que posee una originalidad que lleva al crítico más exigente de sorpresa en sorpresa.

En La corbata Paso presenta tres escenarios simultáneos, uno dedicado a revelarnos cómo viven los ricos, cómo los pobres demagógicos y cómo esa clase intermedia, que no es ni rica ni pobre y tiene las exigencias de la rica y no puede vivir como los pobres. Anuda la acción el símbolo de La corbata, una corbata común y corriente que caracteriza las costumbres de la clase media, creo que de cualquier parte del mundo hispánico principalmente.

Para las piezas de Paso precisan buenos actores. En México abundan y no sería exagerado afirmar que se encuentran a la vuelta de una esquina. México es un vivero de artistas extraordinario. Tenemos actores y actrices eminentes y los jóvenes parecen llegar a la escena con el papel aprendido.

La originalidad de Paso radica en su habilidad para usar tres escenarios, y en los momentos oportunos usar los tres, y aún de la calle como factor aglutinante. Lo que pasa en La corbata sucede en muchos hogares, de aquí o de cualquier parte. El espectador pasa horas deliciosas. Sería injusto no mencionar nombres de gran categoría como Carmen Molina, Miguel y Celia Manzano, José Baviera, eminente; Arturo Castro y los nuevos, todos con un amplio y rico porvenir. La dirección de Jorge Landeta es ágil, como su adaptación y la escenografía, la de un maestro del difícil arte de crear ambientes, como es Julio Prieto, de manera indiscutible.