FICHA TÉCNICA



Eventos VI Festival de Teatro Latinoamericano de la Casa de las Américas

Referencia Armando de Maria y Campos, “Los festivales de teatro latinoamericano de la Casa de las Américas en Cuba”, en El Heraldo de México, 18 julio 1966, p. 7.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

El Heraldo de México   |   18 de julio de 1966

Columna Escenarios

Los festivales de teatro latinoamericano de la Casa de las Américas en Cuba

Armando de Maria y Campos

La juventud latinoamericana muestra en la actualidad una inquietud como nunca la había tenido sobre el teatro como medio directo de expresión. Ya me he referido a lo que ocurre en la República y en su oportunidad volveré sobre el tema. Ahora quiero informar, con los datos que el correo me ha traído, sobre el Festival de Teatro Latinoamericano de la Casa de las Américas con sede en la ciudad de La Habana.

Los festivales habaneros se iniciaron el año 1961, mismo en que tuve la oportunidad y la fortuna de visitar La Habana como delegado a una reunión de escritores de todo el mundo. Entonces me di cuenta de la importancia que desde su nacimiento tuvieron y han acrecentado los Festivales de Teatro Latinoamericano.

Estos festivales sirven a una de las tareas más importantes que se ha impuesto la Casa de las Américas como es la de divulgar el amplio e importante repertorio teatral de la América Latina. En verdad siempre nos desconocimos mutuamente los países latinoamericanos en cuanto a la producción teatral. La ANDA está realizando en el teatro de su propiedad de las calles de Altamirano una temporada con una obra colombiana y se propone continuar dando a conocer obras de otros países.

En el transcurso de cinco años los festivales de la Casa de las Américas han presentado veintinueve obras de diez países de este hemisferio: Brasil, Argentina, México, Chile, Uruguay, Perú, Puerto Rico, Venezuela, Guatemala y, como es natural, Cuba. Entre los principales dramaturgos estrenados se cuentan figuras del relieve de Juan Ruiz de Alarcón, Rodolfo Usigli, Guillermo Figueredo, Florencio Sánchez, Agustín Cuzzani, Alfredo Díaz Gómez, Emilio Carballido y Osvaldo Dragún, entre otros. Como se ve no se trata de una búsqueda de autores sino de un muestrario de obras teatrales. En las noticias que me llegan de La Habana me informan que los festivales de la Casa de las Américas aspiran a romper el mutuo desconocimiento de los pueblos americanos y estrechar aún más sus lazos culturales.

Paralelo al festival se realiza un encuentro de destacados teatristas internacionales, donde se confrontan y discuten las más importantes cuestiones del arte teatral. Autores, directores, actores, críticos y en general representativos de la escena de América, Europa, Asia y África, tienen oportunidad de conocerse mutuamente y discutir, en un clima fraterno, los problemas que suponen la actividad teatral en sus varios aspectos. En el encuentro celebrado en 1964 asistieron al mismo, entre otros, Arnold Wesker (Inglaterra), Carlos Gorostiza (Argentina), Jack Gelber (Estados Unidos), Ferenc Hont (Hungría), Eugenio Guzmán (Chile), Georges León (Francia), Egon Wolff (Chile), Wu Shue (China), Kazimierz Dejmek (Polonia), Alfonso Sastre (España), Wole Soyinka (Nigeria).

Este año, cerca de 30 figuras del mundo entero, visitarán La Habana para asistir al VI Festival y a un nuevo encuentro internacional. Los teatristas invitados concederán por primera vez, un premio a la mejor puesta en escena del Festival de Teatro Latinoamericano de la Casa de las Américas.

Los festivales del Teatro Latinoamericano de la Casa de las Américas han logrado interesar a la juventud de Hungría, Nigeria y la República Popular China, lo que prueba hasta qué punto es universal la inquietud por crear nuevas formas teatrales.