FICHA TÉCNICA



Título obra El sistema Fabrizzi

Autoría Alberto Husson

Notas de autoría Maruxa Vilalta / traducción

Dirección Maruxa Vilalta

Elenco Carlos Monden, Eduardo MacGregor, Graciela Doring, Micaela Castejón, Magda Donato, Ramón Larrea, Andrea Palma, Almazán, Cortés, Adalid y Colín

Espacios teatrales Teatro El Granero

Referencia Armando de Maria y Campos, “El sistema Fabrizzi, de Alberto Husson, en el Teatro del Granero”, en El Heraldo de México, 9 enero 1966, p. 6.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

El Heraldo de México   |   9 de enero de 1966

Columna Escenarios

El sistema Fabrizzi, de Alberto Husson, en el Teatro del Granero

Armando de Maria y Campos

El año teatral 1966 se inicia con una pieza de calidad modesta, en un local de segunda categoría y, por lo menos, diferente al conjunto de obras que caracterizaron el año de 1965 como uno de los más endebles de los últimos años. Se trata de la obra titulada El sistema Fabrizzi, original del autor francés Alberto Husson –conocido de nuestro público por su pintoresca pieza titulada La cocina de los ángeles–, que es un simple e ingenioso juego sobre un sistema de préstamos que viene a ser un comentario irónico de los sistemas bancarios en general, contables en particular, en los que el dinero, los capitales, las grandes fortunas, aparecen en los balances y en las sumas, muchas veces convencionales de éstos.

En efecto, quien tiene su capital depositado en un banco y lo sabe manejado por consejos de administración, lo tiene y no lo tiene. Nadie ignora que los bancos operan con el dinero y la confianza de sus clientes y que mucha gente vive del dinero en los bancos depositado. Salvo un crak o una suspensión de pagos general por causa de fuerza mayor, nadie teme por su dinero. Sabe que lo tiene depositado y esta tranquilo.

Un hombre listo, Antonio Fabrizzi, ha inventado un sistema curioso de préstamos a rédito. Presta con el tres por ciento y a él le prestan con el treinta por ciento. ¿Cómo puede ser eso? Porque sus clientes le tienen confianza. Opera con déficit. La policía lo descubre, pero la alta banca lo respalda, como ocurre en todos los sistemas bancarios del mundo. Por otra parte, el autor de El sistema Fabrizzi vive como un modesto burgués. Bien desarrollado el tema, con habilidad de actor que es autor, la pieza es divertida y no carece de suspense.

No requiere la obra de Husson grandes actores; simplemente de actores profesionales. Destacan en la interpretación Carlos Monden, Eduardo MacGregor, Graciela Doring, y pasan por ella Micaela Castejón, Magda Donato, Ramón Larrea –que debuta–, Andrea Palma, Almazán, Cortés, Adalid y Colín. Creo que no hay nada más fácil que la dirección de un escenario en cuadro. Lo difícil es la dirección del teatro dentro de las tres paredes. Maruxa Vilalta, traductora fácil y directora con intuición, contribuye a la excelente representación de esta original pieza.