FICHA TÉCNICA



Título obra Rashomon

Autoría Ryunosake Akutagawa

Notas de autoría Luisa Josefina Hernández / traducción

Dirección Manolo Fábregas

Elenco Elsa Aguirre, Narciso Busquets, Julián Pastor, José Carlos Ruiz, Aarón Hernán, Martha Verduzco, Angelina Peláez

Espacios teatrales Teatro Manolo Fábregas

Productores Manolo Fábregas

Referencia Armando de Maria y Campos, “Rashomon, de Ryunosake Akutagawa, en el Teatro Manolo Fábregas”, en El Heraldo de México, 26 noviembre 1965, p. 3.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

El Heraldo de México   |   26 de noviembre de 1965

Columna Escenarios

Rashomon, de Ryunosake Akutagawa, en el Teatro Manolo Fábregas

Armando de Maria y Campos

El público de México ha visto poco teatro japonés auténtico. El cronista recuerda que durante los años 1960 y 61 se representaron en el teatro El Granero pequeñas piezas de origen nipón, asesoradas por la Embajada japonesa. El asesoramiento responsable es útil para que la pieza no se convierta en algo curioso que no llega a exótico. El cine popularizó una versión fílmica sobre la pieza Rashomon, en dos actos, de Ryunosake Akutagawa, misma que traducida por Luisa Josefina Hernández eligió el empresario Manuel Fábregas para presentar a... !Elsa Aguirre!

La pieza es un bello poema dramático que montado con propiedad nipona, hubiera constituido un acontecimiento teatral. El ecrán divulgó el argumento, característico del alma japonesa, y la pieza, a través de la traducción, conserva su misterio y su poesía. Es teatro japonés auténtico que apasiona a lo largo de las cuatro versiones de un crimen y una violación. Las cuatro versiones constituyen otras tantas manifestaciones del carácter de aquel pueblo, un tiempo tan lejano de Occidente y... ahora también. El drama de Akutagawa termina dejando al espectador en la duda de la verdad de crimen y violación y abandonándole un sentimiento de ternura, porque todos los hombres, hasta los salteadores y leñadores, son seres humanos.

Fábregas montó la obra con espectacularidad pero sin asesoramiento. Un detalle: el moño del obi lo usan las mujeres por detrás. Las mangas del traje femenino son largas si las usan las geishas y las bailarinas. Las damas de alta alcurnia las llevan cortas. Bien presentada la selva, pero abusando de los planos. ¿Y luego dicen que el público no responde?

La interpretación es excelente por parte de Narciso Busquets como el bandido Tajamaro y muy buena la de Julián Pastor, el sacerdote: mejor la de José Carlos Ruiz en el leñador y discreta la de Aarón Hernán como el marido. La señorita Martha Verduzco cumple discretamente. Su personaje no es de prueba, y menos de consagración. Lo hubiera podido sacar adelante hasta... Elsa Aguirre. Bien la Madre de Angelina Peláez. Dirección y traducción. no más allá de lo discreto. ¡Con lo que podía haberse hecho!