FICHA TÉCNICA



Notas Comentario sobre sucesos internacionales en el teatro con temas de teatro, filosofía y política

Referencia Armando de Maria y Campos, “Se representa Topaze en la sala Molière. Un drama impolítico en el teatro Verlaine de París: Tenemos las manos rojas. La política en el teatro. Violento ataque ruso al teatro de Sartre. Un Pygmalión parisiense. La infidelidad de Adán en el paraíso, según Sacha Guitry ”, en Novedades, 12 julio 1950.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

Referencia Electrónica

Novedades

Columna El Teatro

Se representa Topaze en la sala Molière. Un drama impolítico en el teatro Verlaine de París: Tenemos las manos rojas.

La política en el teatro. Violento ataque ruso al teatro de Sartre. Un Pygmalión parisiense. La infidelidad de Adán en el paraíso, según Sacha Guitry

Armando de Maria y Campos

En la sala Molière del Instituto Francés de América Latina se ha estrenado la pieza en cuatro actos de Marcel Pagnol Topaze. Digo se ha estrenado, porque es la primera vez que esta gran farsa moderna se representa en México en francés. Antes lo había sido en español, con resonante éxito, por Alfredo Gómez de la Vega, por Fernando Soler y por Carlos Orellana.* En su estreno en su lengua de origen por Les Comediens de France que dirige André Moreau, intervienen éste en el rol principal, con Jocelyne Grandval, Marc Lambert, Xavier Massé, Magda Donato, Lucille Donnay, François Nicolas, Louis Marasset, etcétera. La representación en francés es dignísima. Moreau confirma sus grandes cualidades de actor, Jocelyne Grandval compone una Suzy Courtois exquisita; Topaze ratifica los recientes triunfos de Les Comediens de France con Les maines sales, L'avare, Marius, también de Pagnol, y Antigone de Anouilh.

El tema de Francia se impone otra vez en estos comentarios, en tanto sube a escena Noche de estío de Usigli, gran suceso teatral de nuestra escena.

En el teatro Verlaine, de París, se ha estrenado el drama en tres actos Nous avons les maines rouges (Tenemos las manos rojas), original de Jean Mecket, dirigido por Marcel Cavalier. Se plantea en este drama un conflicto de carácter político. La acción pasa dos años después de la liberación de un pueblo saboyardo. Se subraya la tragedia de los "puros", de los "intransigentes", que no aceptan compromiso alguno y que no conocen más que una palabra: "justicia". Pero descubren que nada es puro y que nada es absoluto. El calor humano empuja a la violencia, y la violencia lleva rápidamente a la última perversión. La grandeza y la nobleza de sentimientos son posibles, según el autor, en un mundo en que reine "la trampa". Todos los críticos coinciden en el aliento literario de la obra, si bien no juzgan con el mismo criterio la calidad de la técnica teatral. Esta noticia es oportuna ahora que Noche de estío, comedia impolítica por como trata a la política mexicana, sube a la escena del Ideal. El tema de la política en el teatro es eterno e... indispensable.

Política hace Sartre en su teatro. Nuevamente se representará en México, tal vez dentro de este mismo mes, la pieza de Sartre La prostituta respetuosa. Ya se ensaya para la sala Molière. La noticia más reciente sobre Sartre y su teatro político salta nerviosa la cuartilla, exigiendo lugar en esta croniquilla. En la revista rusa El arte soviético, que se publica en París, encuentro un violento ensayo contra el teatro de J.P. Sartre. Entre otras cosas se dice: Las manos sucias es un ataque directo y un libelo odioso contra los soviets. Animado por un odio salvaje contra el proletariado, Sartre calumnia impunemente al Partido Comunista... Las moscas no son sino una profanación de la trilogía de Sófocles; muestran un Orestes cosmopolita, sin fe, sin patria y sin familia; Muertos sin sepultura es una tentativa para desacreditar a la resistencia; A puerta cerrada tiene el mismo "espíritu pesimista y depravado"... "Las actividades literarias y artísticas no deben suscitar en el mundo progresista más que un sentimiento de desprecio profundo"... "Sartre escoge sus héroes entre los maniáticos, los histéricos y los sádicos. En sus obras sus concepciones se manifiestan por el odio y el cinismo"... "La obra dramática de Sartre siembra el odio entre los hombres".

Se le discute con acritud, porque, la verdad, no logra satisfacer a nadie como filósofo. En Buenos Aires acaba de aparecer un gran libro contra Sartre: El existencialismo absurdo, del jesuita Ismael Quiliez. ¿Qué es lo que quiere y lo que vale la filosofía de Sartre? He aquí la pregunta que ab initio se plantean estas páginas. Se ve la obra del autor francés, naturalmente, a la luz de su proyección filosófica, considerando su novelística y su dramática como aspectos ilustrativos, o ambientales, de esta filosofía. También incluye este libro breve un somero examen biográfico.

Conviene ahora la chispa cómica, o el sprit francés, para rebajar un poco el tono... existencialista, que iba tomando esta crónica. Esta nos la da el estreno del espectáculo presentado por el cuadro de los "Martes" en un teatro de la capital francesa, titulado Pygmalion, comedia pantomima original de Albert Vidalie, con la dirección de Bensoussan y en el cual intervienen éste, Jean Rocherot, Colette Gambier, etcétera. Según un comentarista, el argumento consiste en la pomposa inauguración de una estatua en un jardín público. Al llegar la noche el guarda declara su amor a la mujer de piedra. Esta se anima y desciende del pedestal mientras el guarda se hace estatua. Desde este momento las estatuas del jardín se animan y bailan apasionadamente.

Finalmente, otra prueba del espíritu alegre que siempre ha animado al teatro francés. Sacha Guitry ha dicho a un periodista que en su próxima comedia piensa intercalar este chiste: "En el Paraíso Terrestre, Adán le dice a Eva que se va de caza y que regresará pronto. Pero el tiempo le parece largo a la impaciente esposa y cuando vuelve Adán, la mujer lo atosiga con sus preguntas: "¿Qué has hecho durante el día?" "¿No te había dicho que iba a cazar?" "Me parece que me callas algo..." "Pero mujer..." "¿No has visto a nadie?", le pregunta Eva. "Pero bien bien sabes que los únicos humanos que por aquí hay somos nosotros". Tras esta respuesta, Adán se encoge de hombros y se echa a dormir. Pero Eva, cuando está convencida de que Adán duerme profundamente, con el dedo, suavemente, le cuenta las costillas.


Notas

* La crónica donde comenta el estreno en español se publicó el 30 de septiembre de 1947.