FICHA TÉCNICA



Título obra En la soledad de los campos de algodón

Autoría Bernard Marie Koltés

Dirección Ricardo Díaz

Elenco Francisco Arrieta, Selene Caraveo, Carlos Cruz, Laura Burlan, Claudia Landavaso

Espacios teatrales Foro Sor Juana Inés de la Cruz

Referencia Bruno Bert, "En la soledad de los campos de algodón. La experiencia no mata al producto", en Tiempo Libre, 22 febrero 2007, p. 25.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

Tiempo Libre

Columna Teatro

En la soledad de los campos de algodón
La experiencia no mata al producto

Bruno Bert

Dentro de un par de arios se cumplirán los veinte de la muy prematura desaparición de Bernard-Marie Koltés. Su literatura dramática, breve después de todo, conmocionó al mundo del teatro que, sobre todo durante la década de los noventa, se dedicó a estudiarlo a través no sólo de publicaciones, sino especialmente de múltiples puestas en escena a nivel mundial. En lengua española, la primera que se estrenó, en España, fue justamente la obra que hoy nos ocupa: En la soledad de los campos de algodón, que ahora llevó a escena Ricardo Díaz en el Foro Sor Juana de la UNAM.

Los personajes de Koltés parecen emerger generalmente de la más absoluta marginación y de la más desgarrada soledad, palabra ésta última que está en el título de esta obra, pero que también se articula en la columna vertebral de las preocupaciones del escritor francés. Pero esos personajes se fugan de inmediato al espacio del mito, un ámbito poblado de figuras simbólicas que, paradójicamente, estando fuera del tiempo histórico, sin embargo tienen mucho para decir a nuestros contemporáneos. Entonces, soledad, marginación y, tal vez sobre todo y muy claramente en esta obra, pérdida de identidad. Aquí, es la relación entre un vendedor de droga y un posible cliente. Las palabras iniciales son algo así como "Si usted pasea por aquí y a esta hora, es porque posiblemente busque algo que no tiene y tal vez yo pueda darle". Y entonces estalla el mundo de las palabras, ese espacio donde especialmente se mueve Koltés con habilidad y que aquí Ricardo Díaz reconstruye a través de muchos personajes y objetos en un espacio de múltiples direccionalidades. Las palabras que tanto sirven para expresar como para ocultar, para seducir como para matar. Y uno recuerda que Koltés murió de sida a consecuencia tanto del uso de drogas como de la afección a las relaciones homosexuales promiscuas, furtivas, seguramente intensas pero que para él fueron indudables portadoras de la muerte.

Y entonces el discurso se bifurca adquiriendo formas insólitas, floreciendo en estructuras poéticas, entrelazando la vulgaridad con la exquisitez y la más tremenda soledad en un campo infinito de tentaciones, donde la droga y sus consecuencias son sólo una posibilidad dentro del erotismo tanático que todo lo envuelve. La violencia contenida es enorme y la palabra, puente de enlace con el otro, es al mismo tiempo clave irrevocable de la más absoluta incomunicación.

Díaz, trabaja en un espacio despojado donde todas las direcciones están contenidas. Todos los afuera-adentro, todos los arriba-abajo, todos los antes y después, Y también todos los sexos, sin exclusiones, en una pastosa noche de tiempos que transcurren a la velocidad y en el sentido que cada uno quiera o sea capaz de hacer transcurrir. En donde los personajes se espejean y reflejan con densidad propia y al mismo tiempo absolutamente fantasmales. Y sí desdramatiza el ámbito, donde sólo la música y las voces adquieren una especial dimensión.

Trabaja con siete actores: Francisco Arrieta, Selene Caraveo, Carlos Cruz, Laura Furlan, Claudia Landavazo, Edson Martínez y Jacqueline Serafín. Un conjunto casi indiferenciado formando el cuerpo estallado de los dos protagonistas propuestos por Koltés.

Pero la experiencia no mata al producto, sólo le da causes más interesantes y profundos, partiendo de Koltés pero no quedándose en su superficie. Me recuerda uno de los primeros trabajos de este mismo director, donde también partía de un dramaturgo (Calderón, si mal no recuerdo) para elaborar un discurso que lo contenía. Un trabajo interesante y abierto a la sugestión y el análisis.

EN LA SOLEDAD DE LOS CAMPOS DE ALGODÓN, de Bernard Marie Koltés. Dir. Ricardo Díaz. Con Francisco Arrieta, Selene Caraveo, Carlos Cruz, Laura Burlan y Claudia Landavaso. Foro Sor Juana Inés de la Cruz, Centro Cultural Universitario, Insurgentes Sur 3000, 5622-7160. Viernes, 20:00; sábado, 19:00; domingo, 18:00 horas. Loc. $100; descuento del 50% a estudiantes y trabajadores de la UNAM. Adolescentes y adultos. Dutución aproximada 100 mins. Estacionamiento. (Sur)