FICHA TÉCNICA



Título obra Othelo sobre la mesa

Autoría Jaime Chabaud

Dirección Alberto Villarreal Díaz

Elenco Rodolfo Blanco, Rubén Olivares, Maricela Peñalosa, Gabino Rodríguez

Espacios teatrales Foro Sor Juana Inés de la Cruz

Referencia Bruno Bert, "Othelo sobre la mesa. Un teatro abriéndose la panza", en Tiempo Libre, 7 diciembre 2006, p. 21.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

Tiempo Libre

Columna Teatro

Othelo sobre la mesa
Un teatro abriéndose la panza

Bruno Bert

Acabo de ver un trabajo donde se vinculan dos interesantes creadores: Jaime Chabaud como dramaturgo y Alberto Villarreal como director. Se trata de Othelo sobre la mesa, que se está presentando en el foro Sor Juana de la UNAM. Una vinculación peculiar, porque Alberto Villarreal tiende a construir sus montajes con fragmentos de discursos procedentes de distintos autores y obras, dando especial importancia a una relación chirriante entre el texto y las acciones de los actores e incorporando además una multitud de objetos, frecuentemente de una fuerte estética kitsch. En cambio, Chabaud, aun siendo un dramaturgo poco convencional y bastante flexible en sus posturas, es mucho más apegado a una relación tradicional entre texto e imagen. En este caso –donde he tenido la oportunidad de leer la propuesta textual– el autor propone una relectura contemporánea sobre el tema de los celos tomando los cuatro principales personajes de la obra de Shakespeare y ubicándolos hoy, en una compañía de publicidad. Es una obra breve, tremendamente precisa y sumamente efectiva, en donde la "mesa", a la que hace mención el título existe literalmente como eje de la posible puesta, casi como una tabla de disección, y el juego es sobre el lenguaje verbal y la anécdota, que para nada concluye según el drama clásico.

Pero, aquí interviene Alberto Villarreal y altera las reglas del juego: intercala textos (Marqués de Sade, Ernesto Sábado, Pessoa, Kierkegaard y Daniel Veronese) según su personal estilo, sin destruir la estructura planteada por el autor, elimina la escenografía donde la mesa es física, y propone elementos de gimnasia como paralelas, máquinas para caminar o correr y una red de salto o como se llame técnicamente. Y entonces se produce un corrimiento del discurso: las acciones se disocian de las palabras, provocando incluso un esfuerzo en el espectador que tiende culturalmente a revincularlas: la atención se parte entre lo que se hace y lo que se escucha; y mientras lo primero tiende a la precisión y a un medido sobreesfuerzo, el mundo de los conceptos discurre complejo en otro plano de análisis, manteniendo tan sólo una analogía instrumental con lo primero. El discurso y los personajes se transforman en objetos observables, y la función misma del teatro y sus lenguajes se ve replanteada. Extrañamente, el producto no sólo no se daña sino que se enriquece en la experiencia, provocando un resultado donde nos mantenemos atentos, instigados en lugar de adormecidos por la secuencia anecdótica, y siempre a la pesca con una fuerte dosis de participación aunque no intervengamos de manera directa en los hechos. Pareciera un teatro abriéndose la panza para ver con curiosidad que pasa en un acto de este tipo.

Los actores –Rodolfo Blanco, Rubén Olivares, Maricela Peñalosa y Gabino Rodríguez– son como "maquinas eficientes", creando acrobacias y transmitiendo sentido a partir de la voz, evitando cualquier tipo de interpretación de carácter convencional y sin embargo con la capacidad de establecer una lógica de discurso que nos entrega un producto en donde la constante fragmentación no disuelve la unidad de lo recibido sino que la reestablece de otra manera y desde otro punto de vista. Un juego frío que logra una comunicación de alta temperatura, que puede quemar como el hielo.

Indudablemente se trata de un trabajo donde dos creadores, con los textos de unos cuantos más y un puñado de dóciles y eficientes intérpretes-soldados, se ponen a dar forma a un nuevo teatro, que viene gestándose en las obras anteriores de los mismos, pero que aquí, en esta rara fusión, da resultados especialmente interesantes, sobre todo para aquellos que no esperan ver un poco más de lo mismo.

OTHELO SOBRE LA MESA, de Jaime Chabaud. Dir. Alberto Villarreal Díaz. Con Rodolfo Blanco, Rubén Olivares, Maricela Peñalosa y Gabino Rodríguez. Foro Sor Juana Inés de la Cruz, Centro Cultural Universitario, Insurgentes Sur 3000, 5622-7160. Sábado y domingo, 13:00 horas. Adolescentes y adultos. Loc. $100; descuento del 50% a estudiantes y trabajadores de la UNAM. Duración aproximada 50 mins. (Sur)