FICHA TÉCNICA



Título obra El Codex Romanoff

Autoría Estela Leñero

Dirección Lorena Maza

Elenco Evangelina Sosa, Renata Ramos, Norma Angélica, Andrés Zuno, Erando González, Catarina Mesinas, Martín Altomaro

Espacios teatrales Teatro Juan Ruiz de Alarcón

Referencia Bruno Bert, "El Codex Romanoff. Se quedó en las sopas", en Tiempo Libre, 26 octubre 2006, p. 25.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

Tiempo Libre

Columna Teatro

El Codex Romanoff
Se quedó en las sopas

Bruno Bert

Hace ya unos años que, en un raro esfuerzo histórico, Leonardo da Vinci no sólo se impone por sus variadas habilidades y talentos, sino que está francamente de moda y su nombre aparece en todas partes y para cualquier cosa. Uno de sus sesgos revividos es el de gran cocinero en los años que trabajó para el duque de Milán, y entonces por ahí andan sus recetas secretas, en uno de sus muchos cuadernos, que ahora se acerca a la escena teatral a través de un texto de Estela Leñero que justamente se llama El codex Romanoff y fue Premio Nacional de Dramaturgia en el 2004.

El material tiene distintos ejes temáticos, con un espacio centrado esencialmente en la cocina. Y eso es lo que vemos en una escenografía de Sergio Villegas, que ocupa todo el escenario del Juan Ruiz con una contundente cocina conventual que incluso va ampliándose a medida que en la historia nos vamos desplazando de ese claustro y cocina a otros, incluyendo los de un barco. Quiere decir que parcialmente nos hablará de monjas y curas en el México del siglo XIX, con, sus conflictos de vocación, de autoridad e incluso de erotismo, teniendo los sensuales preparados de la mesa como un cañamazo sobre el que se van tejiendo las otras hebras de la narración. Y es el codex Romanoff y las guardadas recetas de Sor Juana las que nos sirvan de estímulo en la continuidad de los sucesos.

Desde el punto de vista dramatúrgico se puede hablar de un material un tanto irregular, que tal vez intenta contener más que lo que puede soportar, y entonces la eficacia global de la estructura se diluye un poco, abriéndose demasiados caminos secundarios que en su mayoría terminan por ser muy poco recorridos. Al término no nos quedan claros los puntos de llegada y aunque se entiende muy bien que allí termina la obra en sí, nos preguntamos qué es lo que realmente concluye. Es decir, que aunque Estela Leñera aporta materiales interesantes, ideas atractivas y sugerencias que seguramente fueron lo suficientemente fascinantes como para el otorgamiento de un Premio Nacional, el producto escrito (si no ha sido modificado por la directora) parece más bien un rico material del que decantar una posterior síntesis para la escena.

A su vez, Lorena Maza nos hace una presentación atractiva de los textos y las situaciones, pero a poco de andar las situaciones se vuelven reiterativas, y en como si insistiéramos sobre lo mismo una y otra vez con muy pocas variables en las ideas y las imágenes y entonces se produce el fenómeno de empobrecimiento de lo que al principio nos pareció rico en sugestiones. Empezando por la cocina, eje de obra, símbolo del trabajo, y espacio material absolutamente consistente con sus cazos, azulejos y yerbas varias. Recuerdo aquella obra de Barba que transcurría mientras una actriz cocinaba para nosotros una sopa de pescado que todos olíamos a lo largo de una hará y luego podíamos gustar al final en un juego de símbolos y lecturas en las que actuaba no sólo nuestro intelecto sino una razón muy acordada con nuestros sentidos. Es un decir, claro.

El equipo actoral está constituido por Evangelina Sosa, Renata Ramos, Catarina Mesinas, Norma Angélica, Andrés Zuno, Erando González y Martín Altomaro. Buen trabajo, buen compromiso y un mesurado sentido del humor que heredan tanto de la autora como de la dirección.

En definitiva, creo que el Codex se quedó en las sopas y de los platos fuertes apenas si nos hablan, despertando un apetito que no alcanzamos a saciar durante la función. De todas maneras, hay para ir despuntando en este regreso de Estela Leñero a los escenarios. Preparamos el diente para la siguiente.

EL CODEX ROMANOFF, de Estela Leñero. Dir. Lorena Maza. Con Evangelina Sosa, Renata Ramos, Norma Angélica, Andrés Zuno, Erando González, Catarina Mesinas y Martín Altomaro. Teatro Juan Ruiz de Alarcón, Centro Cultural Universitario, Insurgentes Sur 3000, 5622-7160. Viernes, 20:00; sábado, 12:30 y 19:00 horas. Loc. $100. Adolescentes y adultos. Duración aproximada 120 mins. Estacionamiento. (Sur)