FICHA TÉCNICA



Título obra Instrucciones para volar

Autoría Karina Gidi y José Antonio Cordero

Dirección José Antonio Cordero

Elenco Karina Gidi

Espacios teatrales Foro La Gruta

Referencia Bruno Bert, "Instrucciones para volar. Cálida e íntima corriente", en Tiempo Libre, 24 agosto 2006, p. 28.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

Tiempo Libre

Columna Teatro

Instrucciones para volar
Cálida e íntima corriente

Bruno Bert

Generalmente desconfío de los unipersonales. Un prejuicio, claro, pero siempre pienso que o les faltó dinero o poder de convencimiento para un espectáculo con más actores. Se me hace como una concesión a la vanidad personal. A veces acierto, y en otras –como en este caso– me equivoco y el trabajo resulta muy satisfactorio.

Naturalmente, lo primero que se necesita es un intérprete muy solvente; lo segundo un texto que tenga unidad y consistencia y finalmente una dirección que sepa no sólo orientar sino también fijar los límites. Y aquí está todo eso y también un buen guitarrista en vivo, un recurso que generalmente da buen resultado. El hecho es que Instrucciones para volar, de Karina Gidi y Antonio Cordero, con este último en la dirección y la primera sobre el escenario, es un material que se está presentando en La Gruta y puede vérselo con placer.

Con un espacio despojado, y apenas lo esencial para encauzar las imágenes que va creando la actriz, el trabajo se enfoca, naturalmente, al vuelo metafórico de los sentimientos, en eso tan particular que es crear primero una pareja y luego mantenerla a través del tiempo. Los autores van dándonos las instrucciones –cinco para ser precisos– que van desde saber abrir las alas, hasta lanzarse con brío en la dirección deseada. Y cada una de ellas va desarrollada en un seriado de pequeños cuadros cargados de un muy delicado sentido del humor, una sencillez constructiva muy sabrosa y una cierta humildad que se agradece desde el principio porque es como la llave con la que la actriz es capaz de entrar en nuestro interés.

En este sentido, Karina Gidi es una actriz con un espectro muy amplio en sus capacidades interpretativas. De allí que puede pasar de la burla a la sonrisa; de la frase seria a la imagen casi patética, sin jamás abandonarnos a nuestras historias personales: siempre filtrará la provocación a través de la estructura de ficción –que en coincidencia con la realidad hará que su personaje tenga su propio oficio– y nos irá acompañando como una buena instructora que se entrega profesionalmente a su trabajo, sin dejar los sentimientos de lado pero impidiendo que estos se apoderen del personaje.

La complicidad con el público, que no necesariamente es directa y abierta, se da desde el principio, como una cálida corriente de atención con un claro y mutuo respeto. No hay intentos de chantaje emotivo, ni concesiones al voyeurismo en cualquiera de sus posibles aspectos. Hay una comunicación suave, agradable y sencilla, en donde se recurre a un lenguaje llano, aun teatralmente hablando, pero no pobre, y con respeto tanto hacia el intelecto como los sentimientos de quien observa.

En fin, no creo que sea necesario abundar mucho más. El espectáculo estará en temporada sólo hasta los últimos días de agosto. Tal vez valga la pena, con nuestra presencia, aprovecharlo como a esos vinos tibios con naranja que se toman en vaso de madera, entre amigos.

INSTRUCCIONES PARA VOLAR, de Karina Gidi y José Antonio Cordero. Dir. José Antonio Cordero. Con Karina Gidi. Foro La Gruta, Centro Cultural Helénico, Revolución 1500, Guadalupe Inn (MB Altavista), 3640-3139. Domingo, 18:00 horas. Loc. $100. Adolescentes y adultos. Duración aproximada 55 mins. (Sur)