FICHA TÉCNICA



Título obra Error humano

Autoría Marco Vieyra

Dirección Marco Vieyra

Elenco Natalia Traven, Guillermo Jair, Isabel Piques,Marcos Duarte

Espacios teatrales Teatro La Capilla

Referencia Bruno Bert, "Error humano", en Tiempo Libre, 30 marzo 2006, p. 26.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

Tiempo Libre

Columna Teatro

Error humano

Bruno Bert

En La Capilla, el espacio de Boris Schoemann, se está presentando un espectáculo escrito y dirigido por Marco Vieyra que tiene por nombre Error humano.

Esencialmente es una pasarela donde cuatro actores (dos hombres y dos mujeres), en cercanía absoluta con un público con el que frecuentemente interactúan, trazan su territorio, retoman una imagen de la infancia, y cuentan sus historias, hacen reflexiones y en general se azotan bastante. Algo así como una mezcla entre un reality show y aquellos trabajos de fines de los sesenta donde los intérpretes tomaban las manos de los espectadores y les susurraban cosas capaces de movilizarlos emocionalmente.

Lo que a nivel textual sostiene el trabajo, parece un canovaccio, es decir, una estructura base que define de manera muy elemental a los personajes y que les permite partir desde allí para un sistema de improvisaciones que vuelve más vivo y verosímil lo que cada uno interpreta y que, de esta manera, parece nacer de la historia personal del actor. De hecho, no habiendo una cobertura dramática común y siendo muy trágica pero elemental la vinculación, todo está jugado a la sensación de "confesión" y de "verdad" en lo actuado. Y se parte de la convicción de cada uno de ser en la vida un "error humano", sea por propia deducción o por explícita y cruel indicación de los que resultan ser los seres afectivamente más cercanos. Por supuesto, el rol de los padres está en uno de los primeros planos.

Este tipo de espectáculos tiene un bajo nivel dramatúrgico, una base muy poco consistente y en definitiva una cierta apelación a lo emotivo que más tiende a inhibir el pensamiento que a fomentar la crítica frente a las características psicológicas y sociales de los personajes presentados. El público está a la expectativa no tanto de lo que sucede –en realidad nada sucede en el sentido real del término– sino de los posibles momentos en que este o aquel actor o actriz habrá de interpelarlo, qué va a decir, de qué modo reaccionará. Naturalmente el peligro de la manipulación está presente todo el tiempo, lo mismo que la situación de debilidad frente a los que, siendo actores, se supone que manejan reglas del juego que el otro desconoce.

Históricamente estos trabajos dejaron de realizarse cuando se descubrió que, como decía Picasso: "El arte es una mentira que nos permite conocer la verdad", y no una apelación al sentido de verdad directa que más sirve a gente como Cristina que al arte teatral.

He tratado, sin embargo, de verlo bajo la sombra de la burla y la ironía, ya que Marco Vieyra, en otras puestas, ha manejado con habilidad el teatro como juego, como desenfado, como desafío a las normas imperantes del "buen sentir y el mejor decir". Pero no he podido encontrar el camino que atraviese esta apariencia formal sólo para reírse de ella y de nuestras convenciones, para provocarnos con una cierta tendencia a la escatología, con guiños al melodrama o algún que otro gesto tal vez obsceno al psicologismo, a la moda y su regodeo de los últimos tiempos en lo deforme y monstruoso. Al morbo de nuestra moral tranquilizadora con caricitas y palabras dulzonas y vacías. Si está, no lo vi; y si no lo vi, es que no está... al menos para este destinatario.

Los intérpretes son Natalia Traven, Guillermo Jair, Isabel Piquer y Marcos Duarte. Creo que el problema no está en ellos, ni siquiera en la dirección, sino más bien en la concepción misma del trabajo. Bueno, cada cual hace su camino, aunque no todos puedan o quieran compartirlo.

ERROR HUMANO. Autor y director Marco Vieyra. Con Natalia Traven, Guillermo Jair, Isabel Piques. y Marcos Duarte. Teatro La Capilla, Madrid 13, Coyoacán, 3095-4077. Sábado, 19:00 horas. Loc. $120. Adolescentes y adultos. Duración aproximada 90 mins. (Sur)