FICHA TÉCNICA



Título obra Vencer al sensei

Autoría Richard Viqueira

Dirección Richard Viqueira

Elenco Mauricio E. Galaz, Ileana Muñoz, Richard Viqueira

Espacios teatrales Foro La Gruta

Referencia Bruno Bert, "Vencer al sensei. Perfección del movimiento", en Tiempo Libre, 16 febrero 2006, p. 23.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

Tiempo Libre

Columna Teatro

Vencer al sensei
Perfección del movimiento

Bruno Bert

Un espectáculo teatral, al igual que un edificio, tiene una estructura visible que lo sostiene. Además, cuenta con infinidad de otras cosas que lo justifican. En ocasiones, éstas no sólo disimulan dicha estructura, sino que incluso la hacen difícilmente localizable. Otras veces, por el contrario, sobre todo en ciertas clases de teatro –como podría ser el de calle, por ejemplo– ese sostén visible se acerca a lo asombroso y navega casi solo como una pura espectacularidad. También en sala sucede, y acaba de estrenarse un trabajo interesante justamente como ejemplo de lo que acabamos de decir. Se llama Vencer al Senseí, es de Richard Viqueira, y se está presentando en La Gruta.

La anécdota –en teatro casi siempre se cuenta una historia, así sea como excusa– es el adiestramiento de un alumno a manos de un particular maestro oriental de artes marciales. Así, katana en mano, o con abanicos o hasta palillos de comer, los dos hombres luchan a centímetros del público más cercano durante cerca de una hora. Y eso es todo. La fórmula es rigor, habilidad, riesgo, un poco de humor (a lo que contribuye sobre todo un tercer personaje, femenino en este caso) y bastante transpiración. En todo momento se nos hace notar que no se trata de reproducir determinados originales, sino más bien de homenajear en la acción a figuras como Bruce Lee o Toshiro Mifune, que nos deleitaran durante décadas en el cine con sus habilidades tanto guerreras como histriónicas.

Solemos decir que en teatro nada es lo que parece, porque una de las características básicas del arte es valerse de un lenguaje para expresar aquello que lo contiene y trasciende. Sin embargo, cuando nos acercamos a ciertas artes colindantes –como el circo o las artes marciales– donde la habilidad es su razón de ser, lo que nos muestran es exactamente lo que debemos ver. El asombro frente al peligro real, la gratitud por el entrenamiento. Sólo que, naturalmente, este realismo disminuye el espesor del discurso y lo vuelve gozoso en su inmediatez y olvidable a los pocos minutos. Un poco como el sueño, que puede deleitamos o provocarnos terror, pero se disuelve en la nada al poco de despertar. En realidad, el teatro está más cerca de la poesía, en donde cada palabra o acción es metáfora que genera imágenes en la sensibilidad del público.

Richard Viqueira asume no sólo la creación del espectáculo –con la codirección de Ileana Muñoz– sino también el papel del Sensei, con una fuerte vis cómica que parece extraída de ciertos personajes del cine mudo de la escuela de Mack Sennet. Mauricio Galaz es el discípulo, un poco más pesado, pero con serias claras de que ya puede asumirse como maestro, a pesar de sus dudas y confusiones. Y finalmente, Ileana Muñoz, como una geísha un tanto peculiar y bastante concordante con las actitudes y capacidades de los combatientes.

En definitiva. Un material gozable que juega todo a la perfección del movimiento, a la limpieza de la línea. Y tan de cerca como la propuesta lleva a nuestros ojos, es cierto que son perfectamente visibles no sólo los aciertos y el esfuerzo, sino también los Pequeños errores, las dudas y las mínimas imprecisiones y correcciones en la marcha que vienen a transformar no tanto la coreografía global, sino más bien los impulsos internos que la construyen. Y posiblemente esto aumenta la sensación de veracidad.

VENCER AL SENSEI. Autor y director Richard Viqueira. Con Mauricio E. Galaz, Ileana Muñoz y Richard Viqueira. Foro La Gruta, Centro Cultural Helénico, Revolución 1500, Guadalupe Inn (MB Altavista), 3640-3139. Jueves, 20:30 horas. Loc. $120; 30% de descuento a estudiantes, maestros y afiliados al Inaplen. Sistema Ticketmaster, 5325-9000. Adolescentes y adultos. Duración aproximada 50 mins. Estacionamiento. (Sur)