FICHA TÉCNICA



Título obra El motel de los destinos cruzados

Autoría Luis Mario Moncada

Dirección Luis Mario Moncada

Elenco Mario Balandra, Fernando Briones, Avelina Correa, Diana Lein, Verónica Rimada, Mauricio Rodríguez, Yuriria del Velle, Christian Vázquez, Rodrigo Vázquez

Escenografía José Miguel González Casanovas

Espacios teatrales Foro Sor Juana Inés de la Cruz

Referencia Bruno Bert, "El motel de los destinos cruzados. Barroco y esperpéntico", en Tiempo Libre, 2 febrero 2006, p. 27.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

Tiempo Libre

Columna Teatro

El motel de los destinos cruzados
Barroco y esperpéntico

Bruno Bert

A pesar de que debería ser algo usual, no resulta frecuente que una obra de dramaturgo joven, y sobre todo mexicano, conozca reposiciones a manos de otro director. El motel de los destinos cruzados, de Luis Mario Moncada, de reciente estreno, viene así a ser una excepción; claro que con la salvedad de que en este caso la nueva puesta (la primera tendrá unos diez años y estuvo a cargo de José Enrique Gorlero) quedó a manos del propio autor, deseoso aunque no apurado, de dar su propia visión escénica de ese texto.

Como bien aclara el programa de mano y es habitual en la literatura dramática de Luis Mario Moncada, la obra reconoce antecedentes muy claros en otros escritores. En este caso, básicamente, en Italo Calvino y Bulgákov, aunque el programa de mano mencione también a Borges, Wenders "y todo aquello que flotaba en la atmósfera de los ochenta". Y entre estos fantasmas debería seguramente incluirse el teatro de imagen, ya que la obra, aunque con abundante texto, fue llevada a escena apoyada en un eje esencialmente visual y sonoro. Hecho bastante insólito en un dramaturgo, pero que tal vez corresponda a ese deseo de "respuesta" de una escenificación anterior.

La acción sucede en un motel, junto a una carretera cualquiera en medio de la noche, pero concebido como "espacio irreal en el que se materializan sueños y obsesiones". Así, "entre los huéspedes seguiremos a Popota, que persigue la imagen de una hermana gemela muerta al nacer; Lizaola, extraviado en un laberinto de cristal, y a Fagot, que se ha dado cita con una mujer que él mismo asesinó".

José Miguel González Casanovas, como escenógrafo, nos propone un espacio circular, horadado por un hueco central, junto al que se eleva verticalmente la torre desde la cual se arrojará repetidamente Margarita, otro huésped, que hace juego con Voland, el administrador, un ángel-demonio que intenta ser humano, ambos anclados en origen en la novela de Bulgákov El maestro y Margarita.

Todos susurran o la voz sale a destiempo de sus gargantas, lo que –a pesar de los micrófonos inalámbricos– provoca una cierta dificultad para comprender algunos textos. Se crea un espacio sonoro-visual abigarrado que, junto con las tensiones siempre aquelárricas del lugar, genera una saturación de los sentidos y un cierto cansancio emocional en el espectador. Cuesta comprender las, reglas del juego y, luego, la forma en que éstas se llevan a la práctica en el tejido de los sucesos, anclados en la mente de cada uno.

Los actores –Mario Balandra, Fernando Briones, Avelina Correa, Diana Lein, Verónica Rimada, Mauricio Rodríguez, Yuriria del Valle, Christian Vázquez y Rodrigo Vázquez– se manejan diseñando a su propio personaje, desbordándolo, generando un muñeco que es una pila emocional cargada de historias y misterios generalmente vinculados con el deseo o la culpa. Cada uno encerrado en sus secretos obsesivos que aquí van a ser semidevelados sin que importen demasiado los otros, confundidos en la misma vorágine un tanto dantesca.

Es difícil recuperar las sonoridades de Italo Calvino, con su Castillo y su Posada, también "de los destinos cruzados", y sus complejos juegos de tarot. Aquellos cuentos entrelazados quedan en la base de las sugerencias actuales, pero muy lejanos. Aquí encontramos a un Luis Mario Moncada no muy similar a sus trabajos inmediatos anteriores. Menos limpio en el diseño, más barroco en la construcción, mucho más esperpéntico, convocando pasiones pero trabajándolas en un enfriado que produce figuras como las gárgolas medioevales, que tienen a exorcizar con su presencia, haya o no demonios en las inmediaciones.

EL MOTEL DE LOS DESTINOS CRUZADOS. Autor y director Luis Mario Moncada. Foro Sor Juana Inés de la Cruz, Centro Cultural Universitario, Insurgentes Sur 3000, 5622-7160. Viernes, 20:00; sábado, 19:00; domingo, 18:00 horas. Loc. $100; 50% de descuento a estudiantes y afiliados al Inaplen. Adolescentes y adultos. Estacionamiento. (Sur)