FICHA TÉCNICA



Título obra Réquiem de cuerpo presente para Alfonso Quixano

Autoría Alberto Villarreal

Dirección Alberto Villarreal Díaz

Elenco Enrique Arreola, Juan Carlos Vives, Sylvia Eugenia Derbez, Rodolfo Blanco, Maricela Peñalosa

Espacios teatrales Teatro Santa Catarina

Referencia Bruno Bert, "Réquiem de cuerpo presente para Alfonso Quixano", en Tiempo Libre, 8 septiembre 2005, p. 34.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

Tiempo Libre

Columna Teatro

Réquiem de cuerpo presente para Alonso Quixano

Bruno Bert

El cuatrocientos aniversario de Don Quijote ha provocado no solamente un río de tinta en el ámbito periodístico, sino también múltiples obras destinadas a su homenaje. Una de ellas, en el área de teatro, es este Réquiem de Cuerpo presente para Alonso Quixano, escrito y dirigido por Alberto Villareal que podemos ver programado por la UNAM en el teatro Santa Catarina.

La tesis sobre la que parece basarse el trabajo es que el tiempo ha ido arropando ese núcleo tan vivo con basuras culturales, al extremo de poder pensar que ha muerto realmente aquel que, se transformaba de hombre en mito corriendo a la búsqueda de sus sueños. Hoy, todo es mercancía y consumo y las grandes aspiraciones y las locuras transformadoras no encuentran cabida en nuestro espacio social ni siquiera dentro del campo del arte, adocenado y manipulado como el público asistente y consumidor, siempre a la espera obediente de las novedades y los folletos explicativos.

Para expresar algo aproximado a lo que arriba se menciona, Alberto Villarreal Díaz se vuelve autor y director del espectáculo que estamos comentando. Su última puesta había sido una interesante interpretación de un texto de Ortiz Monasterio, donde lo único que había en escena era un hilo tenso y dos actores que casi no se movían, más que en el caldo de sus micro explosiones. Y también un original manejo de un texto de H. Müller a propósito de Hamlet, con una escalera metálica en el papel protagónico. Hemos leído también algunos materiales suyos como dramaturgo, en general de factura muy barroca y como saturados de ideas.

Algo de esto reaparece en Réquiem... Del techo habrán de bajar, literalmente como maná divino, mil y un objetos, transformando el espacio de los actores en algo así como el deambular por una instalación kitsch de algún museo chafa. Pero antes habremos de perdernos en disquisiciones fragmentadas sobre El Quijote, sus personajes, la cotidianeidad, el arte, el teatro, los espectadores, amén la propia obra que vemos, que periódicamente se vuelve referente de sí misma a través del hablar de los actores. y sus acciones, incluyendo algunos atisbos escatológicos.

Bueno, esto no sería de extrañar dado que hay hasta una especie de arcángel en escena, junto con Sancho Panza, su esposa, su hija y finalmente también el cadáver frecuentemente revivido de del Alonso Quixano.

Siento que el desborde de todo lo empleado, desde los objetos hasta el texto, pasando por las ideas y las intenciones, genera una confusión tal que impide aferrar realmente el trabajo que tiene una interesante y sustentada propuesta, pero que en las actuales condiciones se me vuelve como forzadamente conductista hacia mil lados simultáneos. Pareciera que en el creador han funcionado muchos estímulos a la vez o no ha querido dejar ninguno afuera, todo lo ha revuelto en el caldero y finalmente nos tira una sopa muy poco digerible y se ríe de la broma de vernos tratando de comer lo incomestible.

Puede que este haya sido en definitiva el propósito, pero se me hace extraño porque no logro aferrar nada y me voy –no indignado, que podría ser una opción sino vacío–, asombrado de la ingenuidad de algunas provocaciones, de la contradicción de algunos postulados y de lo viejo que se ve todo lo que quiere parecer nuevo. Claro, me queda la duda de si así lo quiso... pero no he encontrado el punto para compartir. ¡Ah!, los actores que participan son Enrique Arreola, Juan. Carlos Vives, Rodolfo Blanco y Sylvia Eugenia Derbez. Buena disciplina en manos de un creador desconcertado.

RÉQUIEM DE CUERPO PRESENTE PARA ALONSO QUIXANO. Autor y director Alberto Villarreal. Con Enrique Arreola, Juan Carlos Vives, Sylvia Eugenia Derbez, Rodolfo Blanco y Maricela Peñalosa. Teatro Santa Catarina, Plaza de Santa Catarina 10, Coyoacán, 5658-0560. Viernes, 20:00; sábado, 19:00; domingo 18:00 horas. Loe. $100; descuento del 50% a estudiantes y afiliados al Inaplen. Adolescentes y adultos. (Sur)