FICHA TÉCNICA



Título obra El mercader de Venecia

Autoría William Shakespeare

Dirección Raúl Zermeño

Elenco Fernando Becerril, Juan Manuel Bernal, Everardo Arzate, Jana Raluy, Silvia Carucillo

Espacios teatrales Teatro Julio Castillo

Referencia Bruno Bert, "El mercader de Venecia. Una quebradora a Shakespeare", en Tiempo Libre, 7 julio 2005, p. 20.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

Tiempo Libre

Columna Teatro

El mercader de Venecia
Una quebradora a Shakespeare

Bruno Bert

Solemos tratar a Shakespeare como un bloque excelso donde casi no hay sombras. Pero claro que no es así, ni en lo estructural ni en lo temático. Hay obras débiles y otra sumamente discutibles, atadas como están a ciertos valores quo ahora llamaríamos prejuicios. Es el caso de La fierecilla domada, por ejemplo, en cuanto a su desbordada misoginia, o de El mercader de Venecia, que hoy nos ocupa y forma parte del "proyecto Shakespeare" del INBA.

El material, de 1594, es especialmente interesante por su compleja construcción y por las variadas influencias que recibe y sabe sintetizar. Es decir, que se trata de una obra madura de un autor que aún habrá de producir grandes e importantes piezas. Sin embargo, en cuanto al tema y la ideología, el asunto es bastante escabroso por su declarado antisemitismo. La anécdota, como muchos recordarán, gira alrededor del abultado préstamo que un comerciante judío hace a otro cristiano que, en caso de no disponer de dinero, se compromete a hacerlo efectivo con una libra de su propia carne. Cuando esto finalmente ocurre, varios intentan redimir el pagaré doblando o triplicando el monto pero el judío se empeña en cobrar en carne cristiana. Luego están los desenlaces, que naturalmente no habrán de defender al que cargaba con el doble estigma de ser prestamista y judío.

Es cierto que en aquellos momentos existía en Inglaterra un pronunciado aire antisemita cuyas raíces eran de carácter político en relación con la España de Felipe II; y también es cierto que esto llevó a varias ejecuciones públicas. Y que autores del tamaño de Marlowe también invirtieron su pluma en escribí sobre el tema con obras tan conocidas como El judío de Malta. Pero esto no quita un ápice de lo irritante del tema. Después de todo El nacimiento de una nación, la película de Griffith, es una extraordinaria muestra del genio cinematográfico y simultáneamente una repulsiva apología al racismo y el K.K.K. americano.

Aquí, Raúl Zermeño, su director, intenta un juego de adecuaciones: por un lado –apoyado en la sobria escenografía de Arturo Nava– pasa temporalmente el trabajo a la Europa de los años 30, durante las persecuciones nazis; por el otro, le tuerce la mano a Shakespeare e intenta mostrar que la acción del judío es apenas una concordancia con los despiadados valores de la época y lo salva de humillaciones como el cambio de religión. Sin embargo, al menos a mi entender, no basta en absoluto y la obra sigue sustentando, por debajo de las pinceladas y los retoques, un desagradable resabio que la hace especialmente rechazable para nuestra época, tan cargada de problemas raciales y religiosos.

Queda claro que no estoy impugnando ni la puesta, ni el trabajo de los actores y ni siquiera la labor del director, fuera de esos intentos de decir otra cosa que lo que el autor buscaba. Para eso, mejor buscar otra obra.

El nutrido elenco se encuentra encabezado por Fernando Becerril, con Everardo Arzate, Juan Manuel Bernal, Erika de la Llave, Roberto Ríos, Arturo Reyes y muchos más conocidos y no tan conocidos actores y actrices. Un trabajo bastante sólido aunque con algunos desniveles.

En fin, muchos buenos títulos del famoso autor inglés son muy poco convocados, aun en tiempos como este donde hay cinco o seis obras suyas simultáneamente en cartelera. Creo que Venecia y su mercader podían descansar de la atención de nuestros teatristas.

EL MERCADER DE VENECIA, de William Shakespeare. Dir. Raúl Zermeño. Con Fernando Becerril, Juan Manuel Bernal, Everardo Arzate, Jana Raluy y Silvia Carucillo. Teatro Julio Castillo, Centro Cultural del Bosque, Paseo de la Reforma y Campo Marte (Metro Auditorio), 5280-8346. Jueves 7 y viernes 8 de Julio, 20:00 horas. Loc. $150, descuento del 50% a estudiantes, maestros y afiliados al Inaplen. Adolescentes y adultos. Acomodador de coches. Duración aproximada 150 mins. (Centro)