FICHA TÉCNICA



Título obra El campo

Autoría Martin Crimp

Dirección Enrique Singer

Elenco Ana Graham, Antonio Vega, Griselda Contreras

Espacios teatrales Foro La Gruta

Referencia Bruno Bert, "El campo. Alquimia teatral", en Tiempo Libre, 14 abril 2005, p. 23.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

Tiempo Libre

Columna Teatro

El campo
Alquimia teatral

Bruno Bert

Las palabras. A menudo el dramaturgo queda seducido por ellas. Esto es natural, dirán ustedes, ya que su oficio es jugar con esas hormiguitas renegridas. Cierto, pero a veces la materia se vuelve irresistible por su maleabilidad y pasa de ser soporte de estructura a escultura viva en la que experimenta casi como materia poética. El discurso viene a cuento por El Campo, la obra de Martin Crimp, que ahora Enrique Singer escenifica en La Gruta.

Se trata de un autor inglés, de la generación intermedia, que como a otros de su nacionalidad durante el siglo recién pasado, le encanta mezclar en el coctel teatral una pizca de thriller, dos gotas de psicologismo, un chorrito de filosofía urbana de la frustración y la droga, más una abundante ración de relaciones de pareja para amalgamar todo lo anterior, porque es un tipo de vínculo que sí combina casi con cualquier cosa. Lo estrictamente contemporáneo es el lenguaje, breve, cortado, con más comienzos que finales y un regusto por los huecos en el discurso, por las ausencias que el lector/espectador debe llenar con su propia imaginación, y por la sinuosidad en decidida sustitución a cualquier linealidad posible, sobre todo en contraposición con la apariencia más superficial de la obra creada.

La anécdota toma a una pareja joven –él médico, ella sin oficio visible– con hijos pequeños, que han dejado la ciudad y al parecer se han recluido en el campo en busca de una felicidad que, en sus expresiones, más semeja a un esquema preconcebido que un posible estado vivencial. Flotan antecedentes que no tenemos, miedos negados y rencores que se transforman en rechazos y heridas que inmediatamente se niegan apenas formulados. Pero una noche, el hombre regresa trayendo en brazos a una mujer sedada, y con ella la historia de un pasado que vamos conociendo a retazos, a medida que pasan los minutos y el espacio de las significaciones se va saturando de posibilidades de interpretación de cada uno de los hechos que vemos. Y allí esta mezcla que mencionábamos al principio de policial, obra psicologista y experimento formal.

Resulta interesante el manejo de dirección de Enrique Singer. No he visto muchas puestas suyas, pero sin duda esta es una de las mejores. Sobre todo por lo acotado del montaje y por el paralelismo que logra con las intenciones textuales sin ilustrarlas. Habilidad también en el trabajo con los actores y una cierta sutileza en los pequeños cambios en la propuesta espacial de un interior que apenas contiene una mesa y dos sillas pero varía desde el ángulo de visión según las escenas.

Los intérpretes son apenas tres: Ana Graham –la esposa– Antonio Vega –el médico– y Griselda Contreras, como la visita inesperada. Bien el desarrollo de todos, con un punto de mayor solidez en el papel asumido por la primera. Personajes inquietantes vestidos de identidades comunes, e historias que nunca se entienden del todo pero que aportan los lados oscuros de la personalidad cotidiana y social de cada quien.

Es como si a los ingleses siempre les acompañara el fantasma del padre de Hamlet y las cuentas pendientes nunca terminaran de saldarse. Ni en lo social ni en lo personal.

En definitiva, un espectáculo capaz de dejar una sensación de inquietud y abrir algunas preguntas sobre temas básicos del hombre y sobre el lenguaje actual del teatro, materia básica de El campo, que por momentos pasa incluso a primer plano, casi como un chisporroteo de habilidades. Imagino que debe ser especialmente interesante oírla en su idioma original.

EL CAMPO, de Martin Crimp. Dir. Enrique Singer. Con Ana Graham, Antonio Vega y Griselda Contreras. Foro La Gruta, Centro Cultural Helénico, Revolución 1500, Guadalupe Inn, 5662-8674 y 5662-7535. Jueves, 20:30 horas. Loe. $120. Sistema Ticketmaster, 5325-9000. Adolescentes y adultos. Duración aproximada 90 mins. Estacionamiento. (Sur)