FICHA TÉCNICA



Título obra Clipperton

Autoría David Olguín

Dirección David Olguín

Elenco Enrique Arreola, Joaquín Cosío, Jorge Ávalos, Laura Almela, Mauricio García Lozano

Espacios teatrales Teatro El Galeón

Referencia Bruno Bert, "Clipperton. Nos sigue lloviendo guano", en Tiempo Libre, 3 marzo 2005, p. 23.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

Tiempo Libre

Columna Teatro

Clipperton
Nos sigue lloviendo guano

Bruno Bert

En lo personal no conocía ni la historia ni la existencia siquiera de Clipperton, una isla que fue mexicana hasta 1931 (ahora es francesa), y que se encuentra ubica da a mil trescientos kilómetros de Acapulco, en medio del Pacífico. Y este es tanto el nombre como el tema de la más reciente obra de David Olguín, que acaba de estrenarse en El Galeón.

Parece que se trata de una extensión rocosa, árida y desierta cuya única riqueza es el guano, vale decir, el excremento de las aves marinas, que prácticamente la cubre. A principios del siglo XX esa materia era muy buscada por sus propiedades fertilizantes, y debido a ello Francia y México tuvieron un diferendo por la propiedad de Clipperton. Entonces, Porfirio Díaz mandó un destacamento a defender ese patrimonio nacional, con la mala suerte que al comienzo de la revolución fue olvidado durante tres años en medio –literalmente– del hambre y de la mierda blanca. Y así todo se vuelve como una metáfora literaria e histórica.

Gabriel Pascal, responsable de la escenografía y la iluminación, nos entrega una figura geométrica gigante, blanca y angulosa, iluminada a full como un destello de sol sobre el guano. Y allí, entre la superficie y los subsuelos, Olguín, como autor y director, va construyendo un tejido de acciones que tanto convoca la base histórica de la anécdota, como a Tomás Moro en la eterna búsqueda de su Utopía (isla al fin), o a las evocaciones shakesperianas de Calibán, en la también isla mágica de Próspero. Y hasta el griego Filoctetes, recluido en otra, con su herida maloliente como la política que lo rescata cuando las circunstancias así lo indican. Es decir, que el discurso político se diversifica en lo artístico y literario y este, a su vez, pone un horizonte irónico a la fantasía filosófica enlazándola con la realidad política, de antes y también de ahora donde, según palabras del propio Olguín, nos sigue lloviendo guano del cielo.

Siempre elogio la capacidad literaria de Olguín, y algunas veces lo he criticado en su rol de director. En este caso los encuentro a ambos con potencia e ingenio, aunque creo que las palabras del dramaturgo aquí terminan funcionando como esas olas que se rompen sobre los acantilados: deslumbrantes pero ensordecedoras hasta que se opacan a sí mismas por el sistema de repetición. Siento que tal vez el director hubiera podido expropiar un poco más esa voz omnipotente pero, a mi parecer, un tanto excedida.

Interesante el elenco y sobre todo bastante pareja la distribución de responsabilidades actorales, destacando Mauricio García Lozano, Joaquín Cosío y Laura Almela, sobre un elenco variado. y eficiente integrado también por Jorge Ávalos, Enrique Arreola, Mariannela Castaño, Mariana Giménez, Jordi Piñol y Marco Antonio Sánchez.

En definitiva, un trabajo sólido, propositivo, con muchos pliegues cubriendo sentidos, dándoles profundidad sobre todo a través de los referentes y el humor, que enriquecen la visión general de la obra. Un buen material que además se inserta en un plan de trabajo de El Milagro como coproductor escénico, abarcando otros montajes que se presentarán próximamente en este mismo espacio.

CLIPPERTON. Autor y director David Olguín. Con Enrique Arreola, Joaquín Cosío, Jorge Ávalos, Laura Almela y Mauricio García Lozano. Teatro El Galeón, Centro Cultural del Bosque, Paseo de la Reforma y Campo Marte (Metro Auditorio), 5280-8771 exts. 502 y 503. Jueves y viernes, 20:00; sábado, 13:00 y 19:00 horas. Loc. $150; descuento del 50% a estudiantes, maestros y afiliados al Inaplen. Adolescentes y adultos. Duración aproximada 90 mins. (Centro)