FICHA TÉCNICA



Título obra Antonia

Autoría Rafael Bernal

Dirección Fernando Torre Lapham

Elenco Luis Aragón, Guadalupe Llaca, Sara Salazar, Farnesio de Bernal, Aurora Posadas Izquierdo, Gabriel del Río, Emilio Posadas, José Aguilar, Roberto Crespo, Armando Luján

Grupos y compañías Grupo Mexicayotl

Notas de grupos y compañías Fernando Torre Lapham / director

Notas Premios al montaje Antonia del Concurso de Grupos Teatrales

Referencia Armando de Maria y Campos, “La primavera ha llegado o quién es quién en el grupo de teatro Mexicayotl, que presentó la comedia Antonia de Bernal y obtuvo premios en el reciente Concurso de Grupos teatrales”, en Novedades, 6 abril 1950.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

Referencia Electrónica

Novedades

Columna El Teatro

La primavera ha llegado o quién es quién en el grupo de teatro Mexicayotl, que representó la comedia Antoniade Bernal y obtuvo premios en el reciente Concurso de Grupos Teatrales

Armando de Maria y Campos

Grata y dura tarea me impuso Novedades al designarme su representante en el jurado calificador de autores, aficionados a representar y aspirantes a la dirección técnica del teatro, que concurrieron al Concurso de Grupos Teatrales convocado por el Departamento del Distrito Federal y el Instituto Nacional de Bellas Artes con motivo de las Fiestas de Primavera. Durante siete días consecutivos vimos representar Los de abajo de Mariano Azuela, por el grupo Teatro Estudio de México; El auto de la zona intermedia de Emilio Carballido, por el grupo estudiantil TEA; Antonia de Rafael Bernal, por el grupo Mexicayotl; La mujer no hace milagros de Rodolfo Usigli, por el grupo Nuevo Teatro; El suplicante de Sergio Magaña y Emilio Carballido, por el grupo Familiar; Clamor en la campiña de Virgilio Mariel, por el grupo Teatro de Arte de México y El corrido de Juan Saavedra de María Luisa Ocampo, por el grupo Azcárate Gomar. El resultado de este concurso ya es conocido, pero esto no supone que el comentario esté agotado. Al revés, el desarrollo de este certamen, por lo que pudimos ver, y por lo que significa para el futuro del teatro en México, da motivos bastantes para continuar el comentario.

El domingo 26 de marzo vimos representar al grupo Mexicayotl, que dirige Fernando Torre Lapham, Antonia, pieza en tres actos de Rafael Bernal y García Pimentel. Obra, director y algunos de sus principales intérpretes obtuvieron varios premios, y en conjunto y en detalle este capítulo del concurso se ganó en lugar aparte, distinguido, del resto del conjunto, y de él pueden obtenerse también magníficos elementos en las distintas disciplinas objeto del certamen.

La incorporación de un escritor del mérito de Rafael Bernal al teatro es muy de tenerse en cuenta y saludarse con júbilo. Su pieza Antonia, con temas de la revolución mexicana y un argumento novedoso y audaz revela la existencia de un autor de teatro de anchas posibilidades. Bernal nació en México en 1915, precisamente en la fecha en que sitúa la acción de su comedia. No vivió, pues, la revolución, como Azuela en Los de abajo. La oyó, la leyó, y ahora la escribe. Es bachiller en filosofía y letras; habla inglés y francés, y lee en italiano y portugués. Ha trabajado como editorialista en varios diarios y revistas. Actualmente trabaja como escritor de textos comerciales con Augusto Elías. Ha publicado libros de poesía, novelas y teatro. De poesía: Federico Reyes el cristero, Canek, 1940; Improperio a Nueva York y otros poemas, Quetzal, 1944; novelas: Memorias de Santiago Oxtotilpan, Polis, 1944; Un muerto en la tumba, Jus, 1945; Tres novelas policiacas, Jus, 1945; Trópico (seis cuentos sobre Chiapas), Jus, 1945; Su nombre era muerte, Jus 1947; El fin de la esperanza,Calpulli, 1948; teatro: Soledad, en las páginas de la Revista de América, 1950. Ha trabajado también como escritor de cine, colaborando en Mujeres y toros, Juan sin miedo, Tehuantepec, para la radio. Ha traducido varias obras del inglés y del francés: Las lágrimas de los leones ciegos, poemas de Thomas Merton, All for the best, novela de Kirkpatrick, The inocence of father Brown de Chesterton, y The world, the flesh and father Smith, novela de Marshall. Tiene concluidas otras dos piezas de teatro: El asiento en la mesa y Maíz en la casa. Fue premiado por Antonia.

Fernando Torre Laphan, también premiado, nació en México en 1917. Es bachiller en ciencias biológicas y estuvo a punto de ser médico, pero destripó para ayudar en la dirección del Teatro Panamericano a Fernando Wagner. En 1939 terminó sus estudios de arte dramático, presentando en Bellas Artes la obra de Juan Ruiz de Alarcón Los pechos privilegiados. Fue codirector en las temporadas de Teatro Popular, Teatro Panamericano y Teatro Clásico, en Bellas Artes y ha colaborado con Clementina Otero durante ocho temporadas de Teatro Infantil. Es director de la Escuela de Arte Teatral del INBA. También ha actuado como actor profesional. En Puebla le vi el año pasado Prohibido suicidarse en primavera y en Cuernavaca, El inspector de la calle del ángel.

Luis Aragón, primer actor del grupo, que obtuvo el primer premio de esta categoría por su magnífica interpretación del Rito Salgado –un poco Emiliano Zapata– de Antonia, es originario de Ejutla, Oaxaca, y cuenta treinta años. Encabezando el grupo de aficionados ha representado en el teatro Macedonio Alcalá de Oaxaca, los primeros actores o galanes de La cuerda floja, Mi tía Javiera, Madre alegría, Canción de cuna, Malvaloca, Amores y amoríos, Amor, amo y señor, y el César Rubio, de El gesticulador. Vino a México, se inscribió en la Escuela de Arte Dramático del INBA –fue discípulo de Andrés Soler y de Julián Duprez– y logró salir como comparsa en el Don Quijote para niños.

Guadalupe Llaca, de espléndida belleza, premiada por su interpretación de la protagonista de Antonia, nació en México en 1928. Es contador privada. Hace tres años estudia en la Escuela de Arte Teatral. Algunos administradores de material humano para el cine –Grovas o Bracho– la vieron actuar en las pruebas de fin de año de 1949, la arrastraron para el cine, papeles chicos, por supuesto. Apareció por primera vez en el ecrán en La inmaculada, al lado de Charito Granados.

Sara Salazar, segundo premio como segunda actriz, intérprete de Hortensia en Antonia, nació en México en 1921. Realizó su instrucción en el Colegio Italiano de esta ciudad. Es alumna de la Escuela de Arte Teatral del INBA. Como el teatro representa para mí una vocación decidida –ha dicho–, pienso seguir estudiando y capacitándome.

En un intento de biografía, muy breve como es natural, Farnesio de Bernal, tercer premio como segundo actor por el Jovito de Antonia, escribe: "Mi vida comenzó en 1928 en un pueblo de Michoacán llamado Zamora. Vine a México, y estudié primaria, secundaria y preparatoria; ingresé en la Escuela Nacional de Arquitectura y estudié cuatro años. Después me inscribí en la Escuela Teatral, y lo dejé todo por el teatro. El año 49 salí al escenario de Bellas Artes haciendo el Micheleto de Don Juan Tenorio, después hice el papel de árabe, de Marius, bajo la dirección del profesor Moreau, en el IFAL, y en seguida, el Pepito de El hombre, la bestia y la virtud, en la sala Latina. Ahora, el pianista de Antonia. Y eso es todo".

Es conmovedor oír hablar de su pasión por el teatro a estos adolescentes actores en formación. Aurora Posadas Izquierdo, hija de la pintora María Izquierdo, nacida en 1929; Gabriel del Río, nacido en 1932; Emilio Posadas, nacido en 1926; José Aguilar, nacido en 1917; Roberto Crespo, nacido en 1932; Armando Luján, nacido en 1926, y tantos y tantos jóvenes entusiastas, abnegados y estudiosos. El teatro mexicano está en plena floración de primavera. Como decía Antonio Machado:

Nadie sabe cómo ha sido...
¡La primavera ha venido!