FICHA TÉCNICA



Título obra El nido

Autoría Juan Tovar

Dirección David Olguín

Elenco Laura Almela, Moisés Arizmendi, Enrique Arreola, Jorge Ayalos, Joaquín Cosío, Mariana Giménez, Roberto Soto

Espacios teatrales Teatro Julio Castillo

Referencia Bruno Bert, "El nido. Narración ilustrada", en Tiempo Libre, 21 octubre 2004, p. 41.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

Tiempo Libre

Columna Teatro

El nido
Narración ilustrada

Bruno Bert

El texto de Juan Tovar El nido, que está presentándose en el teatro Julio Castillo bajo la dirección de David Olguín, es una biografía poética de Manuel González Serrano (1917-1960), pintor mexicano de corte surrealista con una atormentada vida "afectada por los laberintos del sueño y la locura", según reza el programa de mano.

Las obras de corte biográfico tienen el inconveniente de que tienden casi necesariamente hacia lo didáctico o –para evitarlo– se disgregan en varios elementos temáticos que suelen perder desarrollo y profundidad, atados como están al eje central que son los hechos y circunstancias vividos por el personaje en cuestión.

En este caso, el título mismo de la obra nos orienta hacia uno de los puntos esenciales planteados por el autor: el valor de la familia como espacio contenedor de los afectos y, por supuesto, también de las carencias que pueden lastrar a un individuo durante toda su vida. Y está tomado de un cuadro de González Serrano que representa un nido con su posible expresión simbólica de la propia familia, incluyendo hasta el hermano mayor muerto y poseedor único del afecto del padre.

La doble vertiente del tema y la biografía se aúna como una estructura teatral que desarrolla escenas e intercala proyecciones con las imágenes de sus pinturas. Es que como si asistiéramos a una narración ilustrada teatral y pictóricamente. Coherente con esto, Gabriel Pascal, responsable del concepto escénico y la iluminación, elige el escenario como espacio real y simbólico de la narración, abriendo incluso una "contraplatea", en ciertas escenas y del lado opuesto al real, donde algunos actores observan el actuar de sus compañeros en un teatro literalmente dentro del teatro.

El efecto es ambiguo, no tanto por la propuesta literaria sino más bien por el tipo de montaje, bastante afín a los productos creados en los últimos años por David Olguín en su rol de director. Hay potencia en el trazo, hay seguridad en el desarrollo y el manejo de los actores, pero también una cierta pesadez, un cierto distanciamiento que nos hace ajenas las pasiones que vemos representar en el espacio teatral. Se muestra a una persona torturada, agresiva y frecuentemente herida, pero difícilmente podemos asumir su "pasión" (hay una fuerte vena metafísica en la pintura de González Serrano), ni discutir su patología. Es algo que sucede no como un hecho humano sino corno un acontecer artístico, sin que se termine de ver con claridad cuál es la postura del director en relación a lo que está narrando.

Los actores, todos ellos muy conocidos –Laura Almela, Moisés Arismendi y Joaquín Cosío, entre otros– estarían encabezados por Jorge Ávalos asumiendo el rol del pintor que, sin embargo, queda muy emparejado en importancia y presencia con el resto de sus compañeros de rubro. Es más, casi diría que está asordinado, un poco por el tratamiento de Tovar y otro tanto por el montaje mismo.

Lo he visto trabajando en propuestas anteriores con diversa fortuna, pero en el fondo siempre me recuerda a Mauricio Davison, un actor inconfundible porque en primera instancia siempre se interpreta a sí mismo, en este caso en clave de patetismo.

En definitiva es un trabajo interesante el de todos, con un cierto humor un tanto ácido, confrontando ideas y rescatando la figura de González Serrano, pero que sin embargo no logra sobrevolar esa sensación densa y poco fluida que proyecta todo el espectáculo.

EL NIDO, de Juan Tovar. Dir. David Olguín. dfijcnmx ‹=Con Laura Almela, Moisés Arizmendi, Enrique Arreola, Jorge Ayalos, Joaquín Cosío, Mariana Giménez y Roberto Soto. Teatro Julio Castillo, Centro Cultural del Bosque, Paseo de la Reforma y Campo Marte (Metro Auditorio), 5280-8346. Miércoles, 20:00 horas. Entrada gratuita. Adolescentes y adultos.