FICHA TÉCNICA



Título obra Fotografía en la playa

Autoría Emilio Carballido

Dirección Raúl Quintanilla

Elenco Ana Ofelia Murguía, Martha Navarro, Luis Rábago, Arturo Beristáin, Moisés Arizmendi

Espacios teatrales Teatro Julio Castillo

Referencia Bruno Bert, "Fotografía en la playa. Polvo de insignificacia", en Tiempo Libre, 16 septiembre 2004, p. 22.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

Tiempo Libre

Columna Teatro

Fotografía en la playa
Polvo de insignificancia

Bruno Bert

Emilio Carballido es un dramaturgo con más de cien obras en su haber, pero claro, son unas pocas que lo vuelven un hito fundamental de la escritura teatral mexicana del siglo XX. Y una de ella es, sin duda alguna, Fotografía en la playa, que ahora ha llevado a escena Raúl Quintanilla con un nutrido y prestigioso elenco. Es curioso, porque si mal no recuerdo, quien ahora la dirige trabajó en la versión de estreno, hace unos 20 años, en uno de los papeles menores. Un reencuentro con cambios de perspectiva sin duda.

Lo más interesante de la propuesta dramatúrgica es que, detrás de una fachada de apariencia naturalista, casi costumbrista, emergen una serie de posibilidades de lectura que permitirían al director una mayor complejidad de puesta que la simple ilustración de los textos con sabor cotidiano. Cabe un discurso sobre el tiempo, a partir de la foto amarillenta que da tema a la obra; es posible también manejar los conos de sombra que ese texto deja en la historia de la familia y sus integrantes, y hasta abrir algunas puertas hacia las fantasías y los miedos latentes en casi todos. Es decir que, además del naturalismo en apariencia, podríamos buscar otros ismos, como el sutil (impresionismo del) caer de la arena en la puesta de sol, hasta las bocas fantasmales (y expresionistas) de tanta frustración latente. Un trabajo que cabe más bien al director a partir del sesgo dado a la lectura del texto.

Y es extraño, porque Quintanilla es un excelente administrador de climas y conductor de actores. Y aquí en cambio se conforma con una puesta sin volumen de diseño ni profundidad de contenidos, y un desempeño rutinario en intérpretes a los que todos hemos visto asumiendo roles de gran complejidad y con muy buenos resultados.

Es corno si se hubiese conformado con la superficie cromática, e incluso exigido a esta tan sólo las voces suaves de la nostalgia, una pequeña tristeza y un leve polvo de insignificancia. Salvando las distancias, diría que con esta puesta me sucedió el mismo desencanto que me suelen producir los varios montajes vistos hasta hoy de El jardín de los cerezos, en clave estrictamente naturalista, que roban a Chejov el corazón mismo de su impresionismo escénico, dejándolo reducido –también a él– a una foto amarillenta, testimonio de infinitas tardes vacías.

La escenografía y la iluminación son de Philippe Amand, y secundan esta lectura simplificada con eficacia, con economía de elementos, con cierta belleza estética pero carente de anclajes más complejos y profundos. Digamos que hay complementariedad entre la dirección y el manejo del espacio, una buena afinidad de interpretación y un evadir aguas más profundas y colores menos luminosos.

El elenco es numeroso y lo encabeza una Ana Ofelia Murguía correcta, una Martha Navarro un tanto ilustrada y un Luis Rábago muy poco interesante y de puro oficio. Los demás, incluyendo a nombres como Laura Almela o Arturo Beristáin, van a la zaga de los primeros, discretos, con algunos aciertos salpicados aquí y allá, pero con una sensación general de bidimensionalidad que no ayuda necesariamente a lecturas más complejas o sutiles.

Tal vez así fue deseado por Quintanilla, pero la verdad es que he extrañado al Garballido profundo, al director experimentado y a un plantel de actores que podrían haber hecho de esta Fotografía en la playa una imagen memorable en la historia de nuestro teatro.

FOTOGRAFÍA EN LA PLAYA, de Emilio Carballido. Dir. Raúl Quintanilla. Con Ana Ofelia Murguía, Martha Navarro, Luis Rábago, Arturo Beristáin y Moisés Arizmendi. Teatro Julio Castillo, Centro Cultural del Bosque, Paseo de la Reforma y Campo Marte (Metro Auditorio), 5280-8346. Jueves y viernes, 20:00; sábado, 19:00; domingo, 18:00 horas. Loc. $150. Sistema Ticketmaster, 5325-9000. Adolescentes y adultos. Duración aproximada 100 ralos. (Centro)