FICHA TÉCNICA



Título obra Ángeles exterminadoras

Autoría Yvan Bienvenue

Dirección Boris Schoemann

Elenco María Fernanda García, Talía Marcela, María Elena Olivares.

Espacios teatrales Teatro La Capilla

Referencia Bruno Bert, "Dulces con un picor", en Tiempo Libre, 18 diciembre 2003, p. 25.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

Tiempo Libre

Columna Teatro

Dulces con un picor

Bruno Bert

La tradición de contar cuentos en Navidad es antiquísima, y también la tendencia a escenificarlos; pero claro que casi siempre son dulces y sonrosados. Parece que al dramaturgo, director y editor canadiense Yvan Bienvenue se le ocurrió imponer en su medio una renovación de la costumbre usando textos menos convencionales y más ásperos. Esto ha prendido ya en varios países y quiere imponerse también en nuestra ciudad, a través de Boris Schoemann y su refugio teatral de La Capilla. Como muestra de estas intenciones, van estas Ángeles exterminadoras, de buñueliano título, compuesto por tres monólogos enlazados, que fueron extraídos del libro Dits et inédits, de Bienvenue y que ahora se nos muestran bajo la dirección de Schoemann.

Son cuentos, narraciones breves, y como tal nos son presentados apelando a un espacio vacío, una silla bajo un haz de luz y una actriz distinta para cada uno y su capacidad para convencernos sin otros aditamentos que el propio talento y la calidad del texto. El primero nos acerca a una anciana que va por las calles con su canario y una valija porque la despidieron de un asilo debido... a sus usos sexuales. Bueno, tanto como usos... se supone que los viejos son seres asexuados. Más bien a una precisa circunstancia vinculada a la sexualidad, la soledad y la vejez. El cuento se llama Cocalina y nos habla de lo "prohibido" con un humor negro muy cargado de acidez. Interesante trabajo de María Elena Olivares.

El siguiente, Chocolate, nos muestra a la madre de un muchacho veinteañero deficiente de nacimiento, enferma, sola y cansada, que siente que está a punto de morir y se pregunta por el posible destino de su hijo. El cuento tiene una vuelta de tuerca suplementaria dentro de un contenido de melodrama, y nos es dado con un trabajo discreto pero serio de María Fernanda García.

Por último, Talía Marcela asume a Feliz Navidad, Julia, donde se nos narran las acciones "ejemplares" de un grupo de mujeres violadas frente a la indiferencia de los tribunales para con sus casos. La Julia del título es justamente una de las víctimas que resultó muerta por la agresión. La justicia en propia mano, digamos, con un cierto regodeo de sangre y venganza. No está mal, aunque un poquitín forzado. Necesariamente nos recuerda a los referentes mexicanos contados por centenares o millares.

Los tres ejemplos por supuesto se desarrollan en los días navideños, tienen a mujeres por protagonistas y rondan con la muerte y la sexualidad aportando actitudes no convencionales frente a viejos y reiterados problemas.

Vale tratar de hacer planteos nuevos y dar en la Navidad estos dulces con un picor que bien podría ser mexicano. Es interesante que esto se encuentre dentro de los planes de trabajo de un director como Schoemann, que ha logrado inyectar a La Capilla una vitalidad envidiable, con programaciones renovadas, polémicas y sin caer en las consabidas papillas predigeridas del teatro comercial.

ÁNGELES EXTERMINADORAS de Yvan Bienvenue. Dir. Boris Schoemann.Con María Fernanda García, Talía Marcela y María Elena Olivares. Teatro La Capilla, Madrid 13, El Carmen, Coyoacán, 5659-1139 y 5659-6305. Viernes, 20:00; sábado, 19:00 horas. Loc. $100; descuento del 50% a estudiantes, maestros y afiliados al INAPLEN. Adolescentes y adultos. Duración aproximada 60 mins. (Sur)