FICHA TÉCNICA



Título obra Pasiphae

Autoría Henri Montherlat

Dirección Juan José Gurrola

Elenco Katia Tirado, Tina French, Nicolás Nuñez

Espacios teatrales Teatro Santa Catarina

Referencia Bruno Bert, "Provocación estética", en Tiempo Libre, 20 noviembre 2003, p. 23.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

Tiempo Libre

Columna Teatro

Provocación estética

Bruno Bert

Las obras que lleva a escena Juan José Gurrola suelen estar impregnadas de exquisitos referentes que oscilan entre lo vital y lo decadente, generando sentimientos muy contradictorios en el espectador. Esta vez ha montado una obra de Henry de Montherlat (1896-1972), un escritor francés de rancio abolengo y bastante añoranza por el pasado, que terminó sus días suicidándose... Se trata de Pasiphae, que evoca más a un poema sinfónico que una obra de teatro, y nos trae la figura de la esposa de Minos, el legendario monarca de Creta.

El espacio que nos propone el propio Gurrola en el pequeño ambito del 'Teatro Santa Catarina es esencialmente mental: predominio de metales, blancos y fríos para una evocación del laberinto; cálidos y rojizos para varios gigantescos cuernos de clara reminiscencia fálica. Y en un plano más alto una estructura que semeja la vaca que será capaz de excitar al sagrado toro blanco de Poseidón y de contener a la propia Pasiphae en su vinculación carnal con la bestia que la preñará del Minotauro.

Excelente trabajo plástico que sólo el tránsito de los actores vuelve proposición escenográfica.

Raúl Falcó, su cómplice en tantos espectáculos, es el encargado de la traducción y la dramaturgia, y posiblemente también un corresponsable de la música original, indispensable en este montaje, que en este caso figura a nombre a Arthur Henry Fork.

No me queda claro cuál es la pro puesta conceptual del trabajo. Por un lado podría tratarse del juego de los dioses y los hombres, de sus maldiciones y consecuencias. Pero no tiene el hálito de la tragedia. Por el otro podría explorar una visión sensualista de la trasgresión, como esencia en la mujer –y aquí tal vez encontraría mayor eco en los intereses del propio director y muchas de sus obras anteriores–, pero tampoco es muy seguro que así sea. Creo que es esencialmente ambigua, con ese juego de "alternancias” que solía usar Montherlat, entre lo sagrado y lo profano, entre el burdel y el monasterio, que lo caracteriza y también lo aleja de cualquier gusto más o menos.

Es en este sentido que se dan los puntos de contacto con Gurrola, que toma el material y lo maneja con total libertad, tejiéndolo con seis actores como una provocación estética capaz de aunar la seducción con el horror y la belleza con la vulgaridad.

Siempre teniendo como eje a la mujer en sus extremos: joven-vieja, diosa-puta, poesía-prosa. Ellos son Katia Tirado, en una Pasiphae desnuda y cargada de tatuajes ni bellos ni "cretenses", pero sí con una expresión facial y corporal capaz de aunar los opuestos que recién mencionados; Tina French en una nodriza que en cierta manera nos recuerda la de Medea en su relación pragmática con la realidad; Nicolás Núñez asumiendo a un coro unipersonal bastante sugestivo y tal vez como la figura actoralmente talas sólida; además de Alberto Mejía Barón (Dédalo), Héctor Mendoza (Guardia) y Griselda Coss (Fecha) en casi tres sombras complementarias con los personajes anteriores.

Como en otros trabajos de este director, también aquí se aúnan de manera muy disímil lo acertado con lo sólo propositivo, lo atractivo con lo capaz de distanciarnos y dejarnos corno observadores descomprometidos, desde lo que hace al autor hasta los resultados de la puesta. En definitiva, un material muy personal que parece destinado a aquellos que ya conocen y comparten las propuestas escénicas de Juan José Gurrola.

PASIPHAE, de Henri Montherlat, Dir. José Gurrola. Con Katia Tirado, Tina French y Nicolás Nuñez. Teatro Santa Catarina. Plaza de Santa Catarina 10 Coyoacan.