FICHA TÉCNICA



Título obra Trespass

Autoría Emlyn Williams

Dirección Frank Whitbourn

Elenco Josephine Yorke, Emylin Williams, Edward Foulkes, Frank Whitbourn, Elaine Fielding

Escenografía Gunther Gerzso

Música Richard Adinsell

Grupos y compañías Teatro Aguileón

Notas de grupos y compañías Frank Whitbourn / director; León Abbey / gerente comercial

Espacios teatrales Teatro del Palacio de Bellas Artes

Eventos Festival Internacional de Teatro

Notas Semblanza de Emylin Williams con motivo de la presentación de su obra Trespass en el Festival Internacional de Teatro

Referencia Armando de Maria y Campos, “Emlyn Williams y el Teatro Aguileón en el Festival Internacional de Teatro que celebra México”, en Novedades, 25 marzo 1950.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

Referencia Electrónica

Novedades

Columna El Teatro

Emlyn Williams y el Teatro Aguileón en el Festival Internacional de Teatro que celebra México

Armando de Maria y Campos

El Teatro Aguileón (ingeniosa síntesis del águila mexicana y del león británico), que dirige Frank Whitbourn, presenta mañana en el Bellas Artes, durante el Festival Internacional de Teatro en desarrollo, para cubrir la jornada de teatro inglés, la pieza Trespass de Emlyn Williams. No será ésta la primera vez que una producción de Emlyn Williams se representa en México; ni la segunda. Pero sí la segunda de sus obras que el público mexicano conozca. La primera fue Night must fall, en el Iris, el 11 y 16 de febrero de 1947, con Dame May Whitty a la cabeza de reparto, durante la temporada de teatro americano organizada por Melvin Parks, San Pearce y Martin S. Holman. Esta misma pieza había sido representada también en inglés, por la Compañía de Teatro Norteamericano que dirigió Fernando Wagner. Esta misma obra teatral se llevó al cinematógrafo en 1936, con Dame May Whitty, Robert Montgomery y Rosalind Rusell. La creadora de Night must fall murió en mayo de 1948.

Emlyn Williams nació en Walles, Inglaterra, en 1905. Estudió primero en la Escuela Holywell Council, con el resultado de merecer una beca para la Universidad de Oxford, gracias a la percepción de la directora de la escuela, Sara Cooke, quien más tarde le habría de servir de modelo para el personaje de Miss Moffat en su drama El maíz está verde. En Oxford, Williams llegó a dar la cátedra de lenguas modernas, y se esperaba que podría llegar a ser un magnífico educador. Pero Williams saboreó por primera vez el teatro como miembro de la Sociedad Dramática de la Universidad de Oxford y se unió a la farándula profesional como tantos otros graduados universitarios lo han hecho antes que él.

Su facilidad con los idiomas le proporcionó su primera gran oportunidad en el mundo de Talía, al crear un personaje de "intérprete francés" en la obra Permiso francés, drama en el que actuó al lado de Charles Laughton. Ya entonces había empezado a escribir dramas; su primer éxito como autor de teatro lo alcanzó con Se ha convenido un asesinatoA murder has been arranged– que se presentó en el teatro St. James, de Londres, en 1930. La obra La noche tiene que llegarNight must fall–, producida en el teatro Ducheas, de Londres, en 1935, con Dame May Whitty y el propio Williams en los papeles principales, se representó durante más de un año, y en Nueva York, el año siguiente permaneció durante casi dos años en las carteleras de Broadway. Luego, ya lo dije, pasó al cine. El maíz está verdeThe corn is green–, pieza en la que actuó al lado de Dame Sybil Thorndike en 1936, también se representó en Londres durante más de un año y es hasta la fecha su drama más fino. En seguida estrenó con éxito The light of hearst (1940) y Morning star (1942). Con El viento del cielo (1946) su nombre fue mencionado como uno de los autores más brillantes del momento teatral que vivimos.

El drama Trespass, que conoceremos mañana, fue representado por primera vez en el Globe Theatre, de Londres (1947) con Françoise Rosay y el propio Emlyn Williams en los papeles principales Trespass –propongo como título en español más exacto el de Infracción, y no el de Transgresión. A partir de El maíz está verde, el propio Williams ha dirigido sus obras. Todo ha de decirse de un autor cuando le estamos haciendo la "papeleta". Emlyn Williams es casado y tiene dos niños. Como actor, dramaturgo y director –acaba de dirigir y de interpretar en Nueva York Montserrat de Emannuel Robles– es una de las personalidades más notables del teatro británico actual.

TrespassInfracción– es una historia de espectros, un drama de ansiedad y misterio, y no un melodrama. El autor presenta un buen tema de lo más serio: no todos los conocimientos del más allá son buenos, y tratar de comunicarse con los muertos es... ¡infracción! o invasión de un territorio prohibido... Trespass será presentado en México por el Teatro Aguileón, bajo la dirección de Frank Whitbourn, con escenografía de Gunther Gerzso y música especialmente compuesta por Richard Adinsell.

Frank Whitbourn es graduado de la Universidad de Oxford, donde logró un honroso grado de doctor en lengua y literatura inglesa, y fue discípulo del famoso poeta inglés Edmund Blonden. Estudió dirección teatral con directores tan notables como Claude Gurney, Sir Nigel Playfair, el último de los cuales fue durante cuatro años director del "Viejo Vic", colocando a dicha compañía en el camino de su actual fama mundial. Whitbourn es autor de numerosas obras en un acto, y también ha escrito teatro para el micrófono; escribe narraciones cortas y es, también, poeta. En 1943 estuvo en la Real Fuerza Aérea Británica; salió de ella al concluir la guerra ingresando al servicio del Instituto Cultural Angloamericano. En 1947 vino a México como director ayudante del Instituto Cultural Angloamericano. Ese mismo año fundó el grupo teatral actualmente conocido con el nombre de Teatro Aguileón, con el deliberado propósito de dar al público inteligente de México la oportunidad de ver los más notables dramas británicos en inglés. El Teatro Aguileón se alojó en un principio en un salón de una vieja casa que hace más de un cuarto de siglo construyó el político mexicano Paulino Fontes en la colonia Cuauhtémoc. En ese local el Teatro Aguileón estableció su propio teatro en miniatura, y ha representado no menos de 11 obras, entre ellas de Shakespeare y de Shaw. Durante el presente año de 1950 proyecta representar, naturalmente en inglés, la Cándida de G.B.S., que a principios de éste le vimos a los actores del Teatro Universitario de Puebla; El mercader de Venecia de Shakespeare, y una nueva obra en verso, La dama no está para ser quemadaThe lady's not for burning–, que ha cubierto una temporada de 18 meses de representaciones consecutivas en el Globe Theatre, de Londres. También presentará el notable éxito de Terence Rattigan titulado El niño WinslowThe Winslow boy.

En el triunfo indudable de que puede enorgullecerse el Teatro Aguileón han estado íntimamente asociados con Frank Whitbourn dos amigos mexicanos, Luis Unzueta y Rodolfo Clemente, así como Noel Lindsay –a quien conocí durante la última guerra mundial en la Oficina de Información Aliada, y con quien tuve la satisfacción de colaborar en los "programas" de radio que organicé para las estaciones XEFO y XEUZ, de la Cadena Radio Nacional, que entonces dirigía–; Josephine Yorke y León Abbey, quien durante el último año ha venido actuando como gerente comercial del Teatro Aguileón.

Tanto la señorita Yorke como el señor Abbey actuarán en la representación de Trespass. Edward Foulkes, director de estudios en el Instituto Anglomexicano, aparecerá en la obra en el papel creado en Londres por el autor de Infracción. El señor Whitbourn mismo actuará en el papel del hombre de ciencia Lionel Dewar, y la señorita Elaine Fielding representará el papel de Chistine Henting.

Trespass se representará en inglés en el Bellas Artes durante el Festival de Teatro Internacional, mañana sábado y pasado mañana, domingo. Más adelante los alumnos del Instituto de Bellas Artes la representarán en español.