FICHA TÉCNICA



Título obra Novecento

Autoría Alessandro Baricco

Dirección Marco Vieyra

Elenco Eduardo España

Espacios teatrales Foro La Gruta

Referencia Bruno Bert, "Torpeza improvisada", en Tiempo Libre, 11 septiembre 2003, p. 25.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

Tiempo Libre

Columna Teatro

Torpeza improvisada

Bruno Bert

Alessandro Baricco es un autor italiano que conoce las lisonjas del éxito tanto en su país como en el exterior. Posiblemente, junto con Tabucchi, sea uno de los más representativos y traducidos de la literatura contemporánea de la península. Sobre la base de una breve narración suya se acaba de montar en La Gruta un espectáculo unipersonal que tiene por nombre Novecento, bajo la dirección de Marco Vieyra.

La anécdota nos recuerda un poco a Italo Calvino, quien creó al Barón Rampante, personaje que transcurre toda su vida sobre las ramas de los árboles. Por su parte, Baricco imagina a un hombre que nace de padres desconocidos a principios del novecientos (de allí su nombre) en un gran barco pasajeros del que nunca habrá de bajar por voluntad personal. Dos seres que "temen" al mundo y son capaces de crear una parábola alrededor de esto.

Su historia nos es contada por un trompetista que fue su amigo, viajando con él durante varios años. Un solo actor encarna a este músico, que a su vez interpreta a toda la fauna del Virginian, incluyendo al propio Novecento. Así, no se trata de un sucederse de acciones, sino de su narración, con un bastante de ingenuidad y ternura. Para ello, Yunuen García, responsable de la escenografía, nos propone un pequeño escenario, casi un teatrito, con una serie de planos escalonados por el corrimiento de mamparas y una pantalla final donde se proyectan imágenes creadas por computadora. La idea es muy correcta, no así su realización, ni tampoco su manejo. En lo que hace a lo primero todo es excesivamente primario, aun pensando en un Modesto escenario de tercera clase en un barco de hace cien años. Todo se ve muy elemental y manejado de una manera extraordinariamente torpe. Intenté tomar todo esto como lenguaje intencional y no como deficiencia de montaje, pero no pude convencerme.

En lo que hace al actor –Eduardo España– es entrañable en muchos momentos, pero comparte la improvisación y la torpeza del conjunto: los objetos tienden a caer.–incluyendo sus pantalones– y las cosas a no estar en el lugar apropiado en el momento debido, sea en los laterales del escenario o en los bolsillos de su traje. Esta situación, por reiterada, no siempre resulta graciosa. Sin embargo, su imagen y su acento coinciden con la poesía del entorno y lo hacen el actor adecuado para ese personaje tan difícil. Sólo que a él y a todos les falta tiempo de trabajo, ajuste de intenciones y limpieza de construcción. Tal vez al paso de las funciones esto se logre, pero sería preferible que tal cosa ocurriera antes del estreno.

En fin, es una pena porque Marco Vieyra es un director joven que nos ha mostrado trabajos, generalmente en clave de humor, mucho más sólidos y limpios. Pero tampoco exageremos, la propuesta es muy pertinente y logra alternar los momentos graciosos con aquellos otros donde una lágrima pugna por brotar, atraída sobre todo por un texto lleno de encanto y un espacio que de alguna manera nos regresa a la infancia, a las fábulas narradas por alguien capaz de encarnar todos los papeles (como aquí lo hace España), mientras nos entregamos a la magia de la imaginación sin prestar demasiada atención a la mecánica del conjunto.

Cada uno sacará conclusiones sobre este Novecento incapaz de bajar de su barco y que prefiere la renuncia progresiva a todos los deseos antes que enfrentarse a la realidad del otro, de lo otro, en un espacio ajeno y externo como es el mundo. Nos resulta entrañable, aunque por supuesto podamos no compartir sus puntos de vista. Como en toda poesía, esta parábola puede tener más de una lectura, y tal vez no estará mal que podamos darnos el doble gusto de ver y, antes o después, también leer directamente al propio Baricco.

NOVECENTO, de Alessandro Baricco. Dir. Marco Vieyra. Con Eduardo España Foro La Gruta, Centro Ctiltural Helénico, Revolución 1500, Guadalupe Inn, 5662-7535 y 5662-8674. Viernes, 20:00; sábado, 19:00; domingo, 18:00 horas. Adolescentes y adultos. Duración aproximada 80 mins. Estacionamiento. (Sur)