FICHA TÉCNICA



Título obra Tríptico de guerra

Autoría Ignacio Solares, Héctor Bonilla y José Ramón Enríquez

Dirección Héctor Bonilla

Elenco Sofía Álvarez, Héctor Leonor, Sergio Bonilla, Fernando Bonilla

Espacios teatrales Teatro Juan Ruiz de Alarcón

Referencia Bruno Bert, "Ruptura del silencio", en Tiempo Libre, 3 julio 2003, p. 21.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

Tiempo Libre

Columna Teatro

Ruptura del silencio

Bruno Bert

La reciente guerra contra Irak ha provocando no sólo el repudio universal a través de declaraciones y actos públicos, sino que también está gestando respuestas en el plano artístico, en este caso teatral, con obras como la que recientemente se estrenó en la UNAM.

Me refiero, claro, a Tríptico de guerra, una material escénico escrito por Ignacio Solares, José Ramón Enríquez y Héctor Bonilla, que este último dirige para el Juan Ruiz de Alarcón.

Son textos enlazados entre sí que componen una obra, materiales independientes unidos por el tema de la guerra. La calidad de los mismos es muy desigual mientras algunos tienen cierta validez literaria, otros están cercanos al panfleto o conservan la ingenuidad de la carpa, aunque no siempre su potencia expresiva. El conjunto resulta como aquellas primeras obras sobre el sida: absolutamente válidas en su intención, pero muy poco interesantes en cuanto a su realización como obra teatral. Pero esto sucede con frecuencia cuando el teatro se transforma esencialmente en un vehículo y la unidad de concepto y forma se parte frente al peso de una transmisión de ideas, que son las que realmente importan para el caso. Un poco el ejemplo del teatro político latinoamericano de los setenta y ochenta.

Sin embargo, es indudable que el arte es inercia histórica, y eso siempre es algo necesario y capaz de justificar un montaje como de las grandes aberraciones, como el caso éste, aunque en sí mismo no resulta muy de esta guerra absurda y prepotente que acabamos de sufrir. Sólo que le lleva más tiempo, y es porque trasciende lo momentáneo del testimonio y se vuelve memoria para las generaciones siguientes, que reencuentran en su realidad elementos analógicos que les hacen llamar a esas obras y reponerlas con absoluta actualidad.

Pero también es válida la respuesta cercana, como en este caso, que en realidad no apuesta a la trascedencia sino a la ruptura del silencio, a la manifestación que encuentra eco inmediato en el espectador porque los muertos están calientes todavía. E incluso a la ruptura de un tratamiento pesado y solemne. Aquí Bonilla y su equipo –un elenco familiar que reúne a todos los Bonilla– se instalan sobre la farsa y el grotesco, sobre la improvisación con el público y el humor carpero, con una escenografía mínima pensada por Arturo Nava y una propuesta multimedia que tiende a la burla de los valores al uso, de las comunicaciones banalizadas con pretensiones épicas y todo lo que rodea a la historia oficial, tanto local como universal.

Trabajan Héctor Bonilla, Sofía Álvarez, Leonor Bonilla, Sergio Bonilla y Fernando Bonilla, más Enrico Chapela como músico. No lo hacen mal, guisados por una mano que seguramente conocen a la perfección para saber responder de manera eficaz. Asumen desde personajes del cine trasnochados en el tiempo, hasta héroes desconocidos de la revolución pasando por toda una gama de muñecos evidentes que recuerdan los sketches no solo de teatro, sino también de esta televisión estupidizada y segura de sí misma de la que se burlan.

Creo que como producto global es bastante débil, pero también que resulta una provocación para retomar un teatro político necesario en nuestro medio. No importa si el camino más contundente a niveles artísticos es este u otro. En definitiva se trata de una incitación a pensar y actuar en nivel de respuesta frente al caos social, frente a la inercia histórica, y eso siempre es algo necesario y capaz de justificar un montaje como éste, aunque en sí mismo no resulta interesante.

Tríptico de guerra, de Ignacio Solares, Héctor Bonilla y José Ramón Enríquez. Dir. Héctor Bonilla, Con Sofía Álvarez, Héctor Leonor, Sergio Bonilla y Fernando Bonilla. Teatro Juan Ruiz de Alarcón, Centro Cultural Universitario, Insurgentes Sur 3000, Ciudad Universitaria. Sábado y domingo, 13:00 horas. Loc. $100. Adolescentes y adultos. Duración aproximada 90 mins. Estacionamiento. (sur)