FICHA TÉCNICA



Título obra Eva futura o Frankenstein o el moderno Prometeo

Autoría Juliana Faesler

Notas de autoría Basado en novelas de Mary Shelley y Villiers d'Isle Adam.

Dirección Juliana Faesler

Elenco Clarissa Malheiros, Carmen Mastache, Nora Huerta

Espacios teatrales Teatro del Centro Nacional de las Artes

Referencia Bruno Bert, "Mirada femenina a un mito", en Tiempo Libre, 19 junio 2003, p. 23.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

Tiempo Libre

Columna Teatro

Mirada femenina a un mito

Bruno Bert

El arte es un producto vivo y el artista el hacedor de esa existencia palpitante que es la obra. Y, como en la fantasía de Frankenstein, el nuevo ser tiene un azaroso contacto con su creador. Esto viene a cuento por Eva futura o Frankenstein o el moderno Prometeo, espectáculo de Juliana Faesler que ya viéramos en La Casa de la Paz y que ahora ha sido repuesto en el Centro Nacional de las Artes.

Como la autora y directora es también una excelente escenógrafa e iluminadora, la sugerencia del espacio se vuelve especialmente importa te. Así, hace para sus dos primeros personajes –el Dr. Frankenstein y su criatura– un rectángulo de luz donde destaca una larga escalera de Jacob, contacto con el cielo de los demiurgos, y una pantalla donde se transmiten imágenes y palpitaciones en color durante toda la obra. Sólo eso. Allí, en un primer acto, rescataremos por un lado a Mary Shelley, la autora de Frankenstein, una novela más famosa que ella misma, y por el otro una serie de reflexiones en imagen y palabra del equipo que, junto con la directora, construyó este trabajo.

Es interesante ver que tanto el creador como la criatura son mujeres, en el caso del Dr. Frankenstein porque lo asume una actriz, y en el ' monstruo" porque está caracterizado como una versión femenina de las torturadas y potentes esculturas en barro de Javier Marín. Se entiende que Frankenstein sea mujer, porque el dar vida es propio de ellas, y él usurpa ese puesto, pero sal vez es menos claro ese monstruo-mujer que tiene la fuerza y los estereotipos mentales del varón. Allí cabría posiblemente una reflexión al sesgo sobre la "monstruosidad" de los que no son fieles a su sexo originario. Un primer acto amo oso, sugestivo, tal vez un poco lento y distanciado.

En el segundo acto hace su aparición una nueva criatura, que ha flotado en las aguas heladas, dentro de un sarcófago, hasta el Polo Norte, donde se han refugiado los personajes primeros. El tiempo ha sucedido y de un posible siglo XIX pasamos al XXI, y aquellos personajes "suspendidos" sienten que la cibernética y la microbiología han dado el paso siguiente con un producto virtual, también femenino y de gran belleza.

Aquí pasado y futuro se entrelazan en una continuidad que puede vencer a la muerte y transformar al hombre, pero de manera ya muy lejana a aquel optimismo decimonónico. Un segundo acto lleno de barquitos de papel como las infinitas preguntas que el hombre lanza a través de la ciencia, y también del arte, a su tiempo y a la posteridad. Y también de poesía, de soledad –la del creador y la del creado–, de ritmo y en última instancia de interés, generando un cierre melancólico con el que vamos digiriendo nuestras impresiones y las interrogantes que el trabajo nos ha dejado.

La Casa de la Paz daba mayor posibilidad de cercanía con los actores, pero estrechaba excesivamente la propuesta escenográfica. Aquí es al revés: la última luce en plenitud pero las actrices nos quedan lejos para el detalle de la mirada, para el matiz de la voz.

Excelente trabajo de las tres mujeres: Clarissa Malheiros como la primera criatura, Carmen Mastache como la segunda y Nora Huerta (antes Haydée Boeto) en el papel del Dr. Frankenstein. Y también el trabajo de video (de Paula Astorga y Arvin Avilés) y la banda sonora de la propia Clarissa Malheiros, con un poco de ironía, con un tanto de humor y mucha pertinencia.

Una obra llena de propuestas, con muchas y bellas imágenes, y un margen de ideas para que éstas se vuelvan una frontera a explorar en nuestro propio imaginario.

EVA FUTURA O FRANKENSTEIN O EL MODERNO PROMETEO.Espectáculo de juliana•Faesler basado en novelas de Mary Shelley y Villiers d'Isle Adam. Con Clarissa Malheiros, Carmen Mastache y Nora Huerta. Teatro del Centro Nacional de las Artes, Tlalpan y Río Churubusco, Country Club, (Metro General' Anaya), 5420-4400. Sábado y domingo, 13:30 horas. Adolescentes y adultos. Estacionamiento. (Sur)