FICHA TÉCNICA



Título obra Little foxes

Autoría Lillian Hellman

Dirección Earl Sennet

Escenografía Gunther Gerzso

Grupos y compañías City Players, actores de la colonia americana.

Espacios teatrales Teatro del Palacio de Bellas Artes

Eventos Temporada de Teatro Internacional

Notas de eventos Salvador Novo / organizador

Notas Con motivo de la presentación de la obra Little foxes en la Temporada de Teatro Internacional, el autor comenta la obra y cita la autobiografía de Lillian Hellman del libro Autores del siglo XIX de Kunitz y Haycraft

Referencia Armando de Maria y Campos, “Retrato informativo de Lillian Hellman, autora norteamericana de Little foxes, que se presentará mañana en el Bellas Artes durante la temporada de teatro internacional”, en Novedades, 18 marzo 1950.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

Referencia Electrónica

Novedades

Columna El Teatro

Retrato informativo de Lillian Hellman, autora norteamericana de Little foxes, que se representará mañana en el Bellas Artes durante la temporada de teatro internacional

Armando de Maria y Campos

Lillian Hellman es una de las personalidades más interesantes y más vigorosas del teatro norteamericano contemporáneo. Lillian Hellman es autora de Little foxes, la pieza próxima a representarse en México por actores de la colonia norteamericana, bajo la dirección de Earl Sennet, durante la temporada de teatro internacional que se desarrolla en Bellas Artes. Poco se sabe en México de Lillian Hellman; menos, tal vez, de su producción teatral. Conviene, pues, divulgar algunos datos sobre su personalidad y su obra.

Lillian Hellman nació en 1905. Cedámosle la palabra –tomada de Autores del siglo XIX, Diccionario Bibliográfico, por Kunitz y Haycraft, Nueva York, 1942–, y que ella misma nos cuente sus andanzas por el mundo de la farándula y de los negocios editoriales: "Nací en Nueva Orleans. El nombre de mi madre era Julia Newhouse, hasta que contrajo matrimonio con mi padre cuyo nombre era Max B. Hellman. Ambos eran surianos: mi madre procedía de Alabama y mi padre de Nueva Orleans. Viví en Nueva York desde la edad de cinco años y acostumbraba volver cada año a Nueva Orleans a pasar largas temporadas. Asistía a las escuelas públicas en ambas ciudades. Me matriculé en la ciudad de Nueva York pero no terminé mis estudios. Inmediatamente que abandoné la Universidad pasé a ser empleada de Horace Liveright, publicista. He escrito desde que era niña. Escribí muchos cuentos cortos, algunos de los cuales fueron aceptados para su publicación. En 1931 escribí y llevé a escena la obra Querida reina, con Louis Kronenberger. En 1934 escribí La hora de los niños (The children's hour); en 1936 Los días futuros (Days to come), en 1939 Las zorritas (Little foxes; traducida en la Argentina bajo el título de Las inocentes y representada en Buenos Aires, en el teatro Corrientes, el 4 de diciembre de 1936, según la versión de Pablo Suero y Francisco Madrid); en 1940 Watch on the Rhine (editada en Buenos Aires bajo el título de Alerta en el Rhin, que obtuvo en 1941 el premio de los Críticos Dramáticos de Nueva York). He adaptado algunas obras para el cine: El ángel bueno, Estos tres, versión cinematográfica de La hora de los niños y Callejón sin salida. (El año pasado Lillian Hellman tradujo al inglés el drama Montserrat del escritor francés Emmanuel Robles, que tanto éxito ha alcanzado en Francia y que será representado en México durante la presente temporada de teatro universal. Lillian Hellman dirigió la obra que se estrenó en el Fulton de Nueva York. Por cierto que el drama Montserrat fue interpretado por Emlyn Williams, el autor, director y actor inglés, de quien es la obra Trespass, que también será dada a conocer –en inglés– durante la presente temporada del Bellas Artes.)

"Políticamente –continúa Lillian Hellman– soy liberal; esto significa que creo más en los derechos del trabajador que en cualesquiera otros derechos. Me gusta leer a Henry James, Breiser, Dostoivs y Mark Twain; melodramas y poesías. Me casé con Arthur Kober y nos divorciamos en 1932. Vivo en el rancho Hardscrabble, en Pleasantville, N.Y.". Hasta aquí lo que Lillian Hellman nos dice de sí misma. Puedo agregar algunos datos más para completar su interesante silueta periodística. Miss Hellman es de estatura mediana, con pelo rubio rojizo pálido pero con cejas y ojos oscuros. Abandonó la Universidad de Nueva York al finalizar el tercer año de su carrera, pero más tarde asistió a la Universidad de Columbia, y se dedicó preferentemente a estudiar a Dante. Durante algún tiempo fue gerente de promoción y suscripciones de una compañía teatral en Rochester, N.Y., y por varios años fue lectora de obras teatrales, entre otras de Grand Hotel de Vicki Baun, que fue uno de sus descubrimientos. En 1936 hizo un largo viaje por Europa. Vio teatro en Rusia. Exploró París y marchó a España, donde vivió en 1937, es decir en plena guerra española. Volvió a América convertida en antifachista, luchando en favor de la causa republicana ibera. Ella misma dijo una vez: "Soy escritora y también soy judía. Quiero estar completamente segura de que puedo continuar siendo escritora, y que si quiero decir que la codicia es mala o que las persecuciones son peores, pueda hacerlo sin convertirme en blanco de la malicia de la gente que hace de la malicia un modus vivendi. También quiero seguir diciendo que soy judía sin temor de que por ello se me lancen epítetos o tenga que terminar en un campo de prisioneros, o se me prohíba transitar por las calles durante la noche. Estos son los sentimientos que me inspiraron Watch on the Rhine (Alerta en el Rhin)".

Little foxes –o Las zorritas– se estrenó en el teatro Nacional de Nueva York el 15 de febrero de 1939, y se representó 410 veces consecutivas. Cuando llegó la época de las decisiones para los premios o las distinciones para las mejores obras representadas durante la temporada, el Círculo de Críticos Dramáticos de Nueva York dio a la obra de la Hellman un voto más de los que concedió a Abraham Lincoln en Illinois de Robert Sherwood, que ganó el Premio Pulitzer como la mejor obra teatral de autores norteamericanos presentada durante el año, y Little foxes continuó siendo uno de los dramas favoritos del público norteamericano que durante varios meses posteriores contó con un público de miles de aficionados.

Para el título de su obra, Lillian Hellman se inspiró en un pasaje del "Cantar de los cantares": "Llévanos a las zorras, a las zorritas que dañan las vides; pues nuestras vides dan tiernas uvas".

Little foxes es un drama de esencia norteamericana, aunque inspirado en el teatro nórdico de Europa, mejor dicho, en el de los autores escandinavos más característicos, Ibsen, Strindberg. Es un estudio social de una familia suriana que trata de retener su poder, a pesar de sus tremendas discordias internas. Horace Giddens, gravemente enfermo del corazón, es traído a su hogar por su esposa Regina, para descubrir que ésta solamente trata de apoderarse de su capital para invertirlo en alguna peligrosa aventura financiera. Su sobrino Leo Hubbard ha tomado algunos de los bonos de Horace del Banco. Horace le niega el dinero a Regina, y hace un testamento legándole únicamente los bonos robados. Regina deliberadamente deja morir a su esposo, y en seguida chantajea a Leo y a su hermano; pero al final se encuentra completamente sola, aislada, repelida aun por su propia hija. Little foxes fue interpretada en Nueva York en sus roles principales por Tallulah Bankhead, Carl Benton Reid y Charles Dingle, y dirigida por Hermen Shumlin.

Se estima a Lillian Hellman como la más interesante entre las escritoras teatrales de Norteamérica. Su equipo dramático –según George Jean Nathan– es infinitamente superior al de Susan Glaspell; su cirugía y comprensión de caracteres son infinitamente superiores a los de Rachel Crothers. Algunas de sus otras compañeras disfrutan de pequeños talentos agradables, pero entre toda la hermandad de ellas, no hay otra cuyo trabajo muestre una adhesión tan valiente y segura con los estándares más altos y finos del drama norteamericano contemporáneo.

Little foxes será presentada en Bellas Artes mañana domingo, por la noche, por el Mexico City Players, con escenografía de Gunther Gerzso, bajo la dirección de Earl Sennet, en idioma inglés.