FICHA TÉCNICA



Título obra El amor desde el punto de vista de Camilo Sesto

Autoría Eric Morales

Dirección Eric Morales

Elenco Ana Serradilla, Daniel Martínez, Juan Ríos

Espacios teatrales Teatro El Telón de Asfalto

Referencia Bruno Bert, "Un cierto aire ligero", en Tiempo Libre, 14 noviembre 2002, p. 23.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

Tiempo Libre

Columna Teatro

Un cierto aire ligero

Bruno Bert

El Telón de Asfalto, un atractivo foro en busca le mejores destinos, se está presentando un montaje teatral de Eric Morales que tiene por hombre El amor desde el punto de vista de Camilo Sesto. Se trata de una puesta ágil, con muy pocos elementos, apenas tres intérpretes y una historia de amor que podríamos llamar pos moderna si forzáramos un poco las palabras.

Tal vez el tema básico es la fragmentación. En la identidad, en las relaciones interpersonales y también en el lenguaje y teatral, que aquí asume sugerencias de video, de televisión de los juegos de realidad virtual, sobre un soporte anecdótico que podríamos encontrar en cualquier serie: un encuentro casual, una noche de sexo, la creación de una relación erótico/ afectiva y las fugas. De ella para respirar, y de él hacia la dependencia y la fantasía inmadura.

La imagen masculina está duplicada como una construcción de alter ego. Y es que en realidad el protagónico es el hombre y si quisiéramos seguir forzando hasta podríamos suponer que ella es una especie de fantasía compensadora a una personalidad un tanto atraída por el masoquismo y dedicada a la escritura, es decir, un creador de personajes no necesariamente reales Podría ser un sugerido monólogo un tanto masturba torio y a tres voces (él, su Camilo Sesto, y ella, también dual y contradictoria), como ejemplo de una juventud más bien acomplejada por el consumo cultural que navega entre el deseo de la simpleza pornográfica y el romanticismo retro de aquellas cancionistas esenciales de hace veinticinco o treinta años.

Los ingredientes son buenos, al menos en cuanto a sugerencias, sin embargo el espectáculo resulta un poco aburrirlo. Tal vez porque a pesar de los contenidos latentes que estamos mencionando, hay un cierto aire light que campea con todo como desgravando pesos y significaciones, volviendo lo que sucede un poco historia repetida y superficial, a pesar del cierre y su vuelta de tuerca no totalmente lograda. Una lástima porque hay materiales suficientes como para un mayor compromiso creativo y más sustancia para el espectador.

Me gustó el recuerdo de Buñuel (la imagen inicial de El Perro andaluz), incluso en su reiteración, que podría ser inquietante por su significación tanto estética como psicológica, pero no alcanza a mantener un nivel de propuesta de mayor tensión. Incluso creo que no lo intenta y todo queda como una suma de evocaciones yuxtapuestas y amalgamadas, sin que al cierre podamos recoger algo más que una sensación muy fugaz y epidérmica.

Y como aquí autor y director son una misma persona evidentemente siento que el problema anda por este lado, salvo que se haya propuesto justamente esto: un refresco teatral para posturas un poco a la moda. Entonces lo habría conseguido, aunque a mí no me parezca suficiente. Los intérpretes son Ana Serradilla, bellísima y seguramente con posibilidades si se decide a aprender más sobre actuación, Daniel Martínez y Juan Ríos, discretos actores con' los que tal vez pudieran recorrersé caminos más exigentes sobre el escenario.

En fin, un trabajo que tiene puntos de interés, una cierta habilidad constructiva por parte del director y una visión muy actual del despiste interior de quienes andan por los treinta años. Lo demás también va un poco al sabor de cada uno.

Autor y director Eric Morales. Con Ana Serradilla, Daniel Martínez y Juan Ríos. Teatro El Telón de Asfalto, Perpetua 4, San José Insurgentes, 5615-0598. Lunes a miércoles, 20:30 horas, Adolescentes y adultos. Estacionamiento. (Sur)