FICHA TÉCNICA



Título obra Químicos para el amor

Autoría Carmina Narro

Dirección Rodrigo Johnson, Sabina Berman y José Antonio Cordero

Elenco Hernán Mendoza, Gaby de la Garza

Espacios teatrales Cafetería del Centro Cultural Helénico

Referencia Bruno Bert, "Teatro fuera del teatro", en Tiempo Libre, 10 octubre 2002, p. 21.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

Tiempo Libre

Columna Teatro

Teatro fuera del teatro

Bruno Bert

Cada tanto es refrescante ver teatro fuera de los teatros. Y no sólo hago referencia a obras de calle, sino simplemente al uso de espacios alternativos que se abren para compartir su función habitual y presentarnos un espectáculo. En este caso concreto me refiero a la cafetería del Teatro Helénico donde, entre las mesas, se está escenificando Químicos para el amor, tres historias breves de Carmina Narro dirigidas por Rodrigo Johnson, Sabina Berman y José Antonio Cordero, respectivamente.

El tema, como ya lo sugiere el título, es el amor y sus contracaras. Y de hecho será sólo una pareja de actores, siempre la misma, sentados o rodeando una mesa de café o de restaurante, la que desarrollará cada trabajo, bajo la mirada y el oído atento de los parroquianos/espectadores que los rodean y que funcionan aquí a modo de un indiscreto voyeur Los nombres de estas pequeñas piezas son bastante atractivos: Aspirinas para los desahuciados, Round de sombras y Manicure: Suenan a cuentos breves, casi de revista de moda más que de libro, leídos en un rato al borde de una copa de vino mientras esperamos a alguien que no llega.

El tono, que uno pensaría ligero, no está exento ni de cierto morbo ni de algunos toques de guiñol. Como radiografías fragmentadas y curiosas de personajes un tanto fronterizos, pero seguramente abundantes. El diálogo es verosímil, picado, captando siempre la atención tanto por el desarrollo de la estructura anecdótica corno por las peculiaridades de lenguaje de cada uno de los personajes convocados. En definitiva, el soporte literario no pretende más que entretenernos, pero la autora ha puesto bien los ingredientes necesarios como para lograr este objetivo.

Es interesante ver cómo tres directores lograron una cierta independencia de puesta, sin particularizaciones tan fuertes como para romper el sentido que da unidad al conjunto. Aspirinas para los desahuciados, recuerda algunas incursiones anteriores de Rodrigo Johnson en teatros de tipo intimista, con espectadores a muy corta distancia y temas de carácter sicológico. Logra bien la definición de tipos, mantiene un ritmo siempre atractivo y dirige con precisión a los actores. El "toque" final tal vez resulte un tanto excesivo, pero es más bien cuestión de autor que de dirección.

En Round de sombras los tonos se oscurecen un poco más y ciertos hilos de la historia van marcando la llegada de un final incluso más drástico que el primero, aunque sea a costa de la verosimilitud, que aquí sí se rompe definitivamente, transformando la escena en una mezcla de thriller y novela negra de la que uno queda un tanto distanciado. Sabina Berman lo maneja acertadamente, sobre todo en el área actoral y lo demás... bueno, no hay que tomarlo demasiado en serio.

Por último, José Antonio Cordero se hace cargo de Manícure, un trabajo más bien atípico, destinado a que la atención, preparada por las dos escenas anteriores, tienda a leer en un sentido equivocado el desarrollo y final del que considero como más débil de los tres productos. Simpático de todas maneras, y recuperando ese tono juguetón que suele usarse cuando el teatro compite con la copa y el café.

Muy grata la labor de los dos actores: Hernán Mendoza y Gabriela de la Garza, multiplicando sus alternativas expresivas para diferenciar a esos seis personajes, temporalmente tan cercanos entre sí.

Bueno, como decía al principio, a veces es refrescante ver teatro fuera de ellos, sobre todo si estamos con buen ánimo y sin deseo de grandes profundidades.

QUIMICOS PARA EL AMOR, de Carmina Narro. Con Hernán Mendoza y Gaby de la Garza. Dirs. Rodrigo Johnson, Sabina Berman y José Antonio Cordero. Cafetería del Centro Cultural Helénico, Revolución 1500, Guadalupe Inn, 5662-7535 y 5662-8674. Martes, 20:45 horas. Loc. $90. Sistema Ticketmaster, 5325-9000. Adolescentes y adultos. Duración aproximada 80 míos. Estacionamiento. (Sur)