FICHA TÉCNICA



Título obra El misterio de Irma Vep

Autoría Charles Ludlam

Dirección Jesica Korbman

Elenco Darío T. Pie, Gabriel Porras

Espacios teatrales Teatro El Telón de Asfalto

Referencia Bruno Bert, "Más por más... da menos", en Tiempo Libre, 22 agosto 2002, p. 23.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica

Tiempo Libre

Columna Teatro

Más por más... da menos

Bruno Bert

El foro de El Telón de Asfalto suele tener una programación un tanto errática en cuanto a calidad. En los últimos tiempos asisto un tanto temeroso, esperando siempre un repunte que lo vincule a sus orígenes. Esta vez me llamó la atención que se pusiera El misterio de Irma Vep, de Charles Ludlam, el desparpajado autor y actor que fundara en los sesenta la compañía The Ridiculous Theatrical Company. Aquí la obra está montada por Jessica Korbman, con Darío T. Pie y Gabriel Porras como únicos actores compartiendo la construcción de todos los personajes.

En lo personal suelen encantarme las historias bizarras, de vampiros, policiales y afines. Claro, cuando están bien escritas y mejor contadas, por supuesto. Y El misterio de Irma Vep es como una parodia en la que mezcla todos estos géneros. Humberto Figueroa, como escenógrafo, nos presenta el típico espacio de sala con chimenea y gran entrada desde el parque tormentoso, todo muy siglo XIX, con una estética del teatro de misterio de los cuarenta. Como anticipo, resulta atractivo, como si se tratara de un revival de alguna novela de Agatha Christie. Luego entran los actores y todo cambia.

El tono y la construcción, sobre todo en los personajes manejados por Darío T. Pie, nos recuerdan más bien a la forma en que se suelen mal montar los espectáculos infantiles de tipo tradicional. Y es extraño, porque de esta manera se echa a perder la efectividad del texto, ya que si se parodia una escritura que ya es paródica en sí, el resultado se vuelve contraproducente.

La historia es totalmente absurda e incluye hombres lobo, asesinatos en el pantano, viajes a las tumbas egipcias, mucamos gibosos y amas de llaves asesinas. Un material magnífico para reírse de los estereotipos, para gozar las obviedades, para poner en evidencia las convenciones de aquello que, en sus ejemplos serios, debe hacernos temblar de miedo o apasionarnos entre los laberintos del misterio. Pero es sabido que los autores de un gag no deben reírse de él y este tipo de construcción no puede estar cargado de "comentarios" gestuales o a lo falso sumaremos falso y así lograremos una paradoja matemática, donde más por más... da menos.

La dirección posiblemente intenta homologar el trabajo de ambos actores para lograr una forma común de expresión, pero la diferencia es notoria, Gabriel Porras parece utilizar un bagaje de conocimientos y Darío T. Pie más bien un equivalente de intuición. Esto independientemente de la formación académica que cada uno pueda tener y que está señalada en el programa de mano. Indudablemente ambos trabajan con un gran empeño, entregando una gran energía y manteniendo un ritmo acelerado como pide la obra. Incluso por momentos se vuelven como maestros del travestismo porque los infinitos cambios, aunque previsibles, se hacen a una velocidad casi "a la Frégoli", como para homenajear al ejemplo histórico de este tipo de habilidades. Pero naturalmente esto no basta; y así aquello que intentó Ludlam aquí se ve un tanto desvanecido en una trivialización de lo que pudo ser un muy ingenioso juego de teatro, y el público recibe mucho menos y de manera mucho más obvia lo que podría haber compartido de una forma más elaborada y madura.

Este montaje de El misterio de Irma Vep nos muestra otra vez que el teatro de humor es mucho más complejo de construir de lo que parece a una mirada distraída. Las reglas del juego son muy estrictas o debe haber mucha experiencia y talento detrás, para romperlas y crear otras nuevas dé manera efectiva y asombrosa en función del gusto y las intenciones de los artistas. Como seguramente fue el caso del propio Ludlam, por supuesto, a juzgar por los premios que le valió su trabajo.

EL MISTERIO DE IRMA VEP dé Charles Ludlam. Dirjesica Korbman. Con Darío T. Pie y Gabriel Porras. Teatro El Telón de Asfalto, Perpetua 4,local 3, San José Insurgentes, 5615-0598. Viernes, 20:30; sábado, 18:00 y 20:30; domingo, 18:00 horas. Loc. $150. Adolescentes y adultos. Duración aproximada 120 mins. Acomodador de coches. (Sur)