FICHA TÉCNICA



Notas El autor comenta los eventos teatrales del fin semana

Referencia Armando de Maria y Campos, “Las novedades de fin de semana en la ciudad”, en Novedades, 9 agosto 1949.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

Referencia Electrónica

Novedades

Columna El Teatro

Las novedades de fin de semana en la ciudad

Armando de Maria y Campos

El teatro en México, en el Distrito Federal más propiamente, se debate en un dramático ambiente de pobretería y miseria, de chisme caminero e intriga casera. Abandonado en absoluto por el Estado (que sólo tiene ojos para ver lo que pasa en su sala de Bellas Artes), lucha contra la indiferencia del público, y a la defensiva siempre de sus propios elementos "parados", que son siempre más que los que están "contratados", y éstos constantemente con "el Jesús en la boca", esperando los "siete días" que anuncian la inminente conclusión de la temporada. Sin embargo, va tirando, va tirando...

La compañía del Ideal no ha logrado que el público se interese en la bella comedia de Savory La familia Smith o Fausto y Margarita, como se titula el "arreglo" de Federico Sodi; muy semejante es la situación de la del Fábregas, que continúa representando Los árboles mueren de pie ante escasísimo auditorio, nunca defraudado ni por la bella comedia, ni por su excelente interpretación. En el Arbeu, cada noche más animado por el numeroso público que en México gusta de la zarzuela, a la reposición de La chulapona, de Moreno Torroba, siguió el viernes la de la linda zarzuela Me llaman presumida, sainete de Ramos de Castro y Carreño, partitura de Alonso, en la que confirman su magnífica planta de cantantes Pepita Embil y Florencio Calpe, y ratifica sus excelentes facultades de barítono Jesús Freyre. Reapareció con esta obra la graciosa tiple cómica Charito Leonís –cuyo verdadero nombre es Torcuata–, recién llegada de España, que fue muy bien recibida por sus antiguos amigos, y se incorporó a este género un estimable actor cómico, Alfonso Torres. La temporada de los alumnos de Seki Sano en el Iris representó durante la semana La doma de la fiera de Shakespeare. Los "corrales de revistas" –Follies, Tívoli, Río– continúan interesando a sus respectivas clientelas con Libertad Lamarque y Los Panchos, Tongolele y Los Trincas, Clavillazo y Periquín...

Naturalmente, las cosas están a punto de cambiar en todos los teatros. La compañía de zarzuelas de Pepita Embil vuelve los ojos al pasado inmediato y de seguro éxito, y durante la presente semana repondrá El dúo de la africana y La verbena de la paloma, en un acto, y La tempestad, en tres, para que Florencio Calpe acabe de revelarse; los chicos de Seki Sano estrenarán la única pieza teatral de John Steinbeck, La fuerza bruta –más acertado sería titularla Hombres y ratones–, ya presentada, una sola vez, en el teatro Trans-Lux Prado, hace un par de años, por la mayoría de los jóvenes, que ahora la repondrán, entre ellos el galán de cine Rodolfo Acosta, que aún no se revelaba en el ecrán. La pieza de Steinbeck está traducida por Víctor Moya, mexicano. Steinbeck es el autor del argumento de La perla, que dirigió Fernández. La compañía del Fábregas también cambiará de repertorio, reponiendo y estrenando piezas de autores mexicanos y de españoles residentes. Repondrá El caso de don Juan Manuel de Lazo, y estrenará Dos más en la calle triste, comedia dramática, de tres personajes –doña Prudencia, Maciá, Carmelita Salas–, del periodista español –de Huelva– Ernesto Morales, redactor de Novedades y jefe de redacción de Mañana.

La compañía de revistas mexicanas de Roberto Soto se desliza por la peligrosa pendiente del "refrito", y no del mejor gusto por cierto.