FICHA TÉCNICA



Título obra Fausto y Margarita

Notas de Título La familia Smith (título original)

Autoría Gerald Savory

Notas de autoría Federico Sodi / traducción

Elenco Emperatriz Carvajal, Miguel Manzano, Silvia Pinal, Isaac Norton, Rafael Banquells

Grupos y compañías Compañía de Comedias Modernas Cómicas

Espacios teatrales Teatro Ideal

Referencia Armando de Maria y Campos, “Centenario de Un tranvía llamado Deseo. Excelente comedia en el Ideal. Un auto en Mascarones. El Apolo de Marsac. Zarzuela en el Arbeu. Actualidad teatral española”, en Novedades, 4 agosto 1949.




Título obra La llegada de la Compañía de Jesús a la Nueva España

Autoría Luis Islas García

Elenco Velasco Taladrid, María Victoria de Miguel, Juan de Dios Varela, Alejandro Mora Barba, Francisco González Díaz Lombardo

Grupos y compañías Compañía de Comedias Modernas Cómicas

Espacios teatrales Patio del viejo colegio de Mascarones, Facultad de Filosofía y Letras

Eventos Celebración de San Ignacio de Loyola

Referencia Armando de Maria y Campos, “Centenario de Un tranvía llamado Deseo. Excelente comedia en el Ideal. Un auto en Mascarones. El Apolo de Marsac. Zarzuela en el Arbeu. Actualidad teatral española”, en Novedades, 4 agosto 1949.




Título obra La chupalona

Autoría Federico Romero y Guillermo Fernández Shaw

Elenco Florencio Calpe, Pepita Embil, Rosa María Rivas, Martí, Domingo, Astol, Salas

Música Federico Moreno Torroba

Notas de Música Federido Moreno Torroba / director concertador

Grupos y compañías Compañía de Comedias Modernas Cómicas

Espacios teatrales Patio del viejo colegio de Mascarones, Facultad de Filosofía y Letras

Eventos Celebración de San Ignacio de Loyola

Notas El autor también comenta otros eventos teatrales de la semana

Referencia Armando de Maria y Campos, “Centenario de Un tranvía llamado Deseo. Excelente comedia en el Ideal. Un auto en Mascarones. El Apolo de Marsac. Zarzuela en el Arbeu. Actualidad teatral española”, en Novedades, 4 agosto 1949.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

Referencia Electrónica

Novedades

Columna El Teatro

Centenario de Un tranvía llamado Deseo. Excelente comedia en el Ideal. Un auto en Mascarones. El Apolo de Marsac. Zarzuela en Arbeu. Actualidad teatral española

Armando de Maria y Campos

Tres horas antes de que se celebrara con un espléndido "buffet", en el escenario del teatro Esperanza Iris el 100o. recorrido de Un tranvía llamado Deseo, es decir, la centésima representación de la ya famosa y representada en medio mundo pieza de Tennessee Williams, la Compañía de Comedias Modernas Cómicas que tesoneramente ocupa el teatro Ideal, daba a conocer su habitualmente escaso auditorio, una preciosa comedia del autor inglés Gerald Savory, Fausto y Margarita –la traducción correcta sería La familia Smith–, deliciosa sátira de las costumbres de la clase media inglesa durante la última Gran Guerra, "adaptada" al castellano por Federico Sodi, y esto explica pero no disculpa algunos "arreglos", frases, giros y aun interjecciones demasiado mexicanas; sin embargo, como la pieza de Savory está constituida con precisa, buscada y aun rebuscada seguridad en los efectos cómicos de las situaciones interesa y divierte de principio a fin.

La compañía del Ideal, o la media docena y pico de sus elementos que la interpretan, compuso la versión con graciosa agilidad y relativo aplomo. Gran riqueza de matices imprime a su papel de madre la actriz chilena Emperatriz Carvajal, y no de no menor flexibilidad hace alarde en el suyo de papá el gran actor mexicano Miguel Manzano. La joven actriz Silvia Pinal está mejor en los primeros actos que en el último, en el que se abandona un poco a la caricatura innecesaria. El joven galán Isaac Norton muy desenvuelto en el hijo menor de los Smith, y un poco basto, pero también cuidando de la importancia de matices en comedia que finca todo su mérito en éstos, Rafael Banquells.

En la Facultad de Filosofía y Letras –en un patio del viejo colegio de Mascarones–, se representó, también el sábado 30 –y se repitió el miércoles 3–, un auto histórico alegórico de Luis Islas García, escrito especialmente para la celebración del día de San Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús. Se titula el auto La llegada de la Compañía de Jesús a la Nueva España, y está escrito en verso a la manera de los autos sacramentales clásicos del siglo XVI, pero, como es natural, para que éste y la representación no tuvieran un sentido arqueológico, con frescas características de teatro moderno. Intervienen en el auto –al que dedicaré un comentario más extenso–, la Iglesia mexicana, personajes eclesiásticos de la época, como el doctor Pedro Sánchez o don Alonso de Villaseca, un criollo, una mexicana, etcétera, que estuvieron a cargo de las señoritas Velasco Taladrid, y María Victoria de Miguel, y de los señores Juan de Dios Varela, Alejandro Mora Barba, Francisco González Díaz Lombardo...

A la misma hora, en el teatro de La Casa de Francia, el grupo teatral poblano que dirige Miko Viya, representó en español la pieza de Giraudoux, El Apolo de Marsac. El Instituto Francés de la América Latina recibió jubiloso a los jóvenes actores aficionados procedentes de Puebla, consecuente con su programa de difundir el teatro francés en México, y que se manifiesta estos días con la publicación, en un tomo, de tres piezas de Jean-Paul Sartre –de cuyo reciente paso por México casi nadie se dio cuenta–, traducidas por Alvaro Arauz en prosa limpia, fresca y ágil: A puerta cerrada, La prostituta respetuosa y Muertos sin sepultura, y con la inminente representación en francés –10 de agosto– de Antígona de Anuoilh, bajo la dirección de André Moreau.

Otros públicos se interesan en otros teatros. Una excelente compañía de zarzuela española debutó a fines de semana en el Arbeu, presentando la famosa obra del maestro Federico Moreno Torroba, La chulapona, para debut en México de un reciente tenor catalán, pero ya representativo español de este género inmarchitable: Florencio Calpe, de quien puede decirse que llegó, cantó y venció, porque la suya es una de las bellas, mejor timbradas y extensas voces que hemos escuchado en zarzuela, manejada, además, con una soltura y una seguridad pasmosas. Le acompañan en los papeles principales la eminente tiple cantante Pepita Embil, la muy notable Rosa María Rivas, y los actores Martí y Domingo, españoles, y Astol y Salas, mexicanos. La presentación de Embil y Calpe en La chulapona de Moreno Torroba, encabrita la impaciencia del público por escucharles Me llaman la presumida, del maestro Alonso, y –¿por qué no?– Luisa Fernanda de Torroba, gran zarzuela que el 4 de julio último alcanzó el octavo millar de representaciones, efemérides que se celebró en Madrid con una representación; apoteosis, en la que tomaron parte Antón Navarro, Florencio Calpe, Pilar Bañuls, Josefina Canales, José Pello, José García Millán, María Valenti y Eladio Cuevas. Dirigió la partitura el maestro Moreno Torroba, quien recibió los homenajes del público en unión de los autores del libreto, Romero y Fernández Shaw.

Otro acontecimiento español lo constituye el fallo del jurado encargado de conceder el premio teatral Lope de Vega, del Ayuntamiento de Madrid. Este jurado fue integrado por Tomás Gistau Mazzantini, por la Comisión de Cultura del Ayuntamiento; Juan Ignacio Luca de Tena, por la Academia Española; Pedro Mourlane Michelena, por la Asociación de la Prensa; Guillermo de Reyna, por la Dirección General de Teatro, y Cayetano Luca de Tena, director del Teatro Español. El premio fue concedido a Antonio Buero Vallejo, autor inédito en absoluto. El premio consiste en 10,000 pesetas en metálico y el estreno de la obra en el teatro Español, de Madrid. La obra de Buero Vallejo, titulada Historia de una escalera, que resume treinta años de historia en una casa de vecindad, será estrenada hasta 1950.

También noticia interesante es la que se refiere a la incorporación de la veterana Pastora Imperio al Ballet de Montecarlo, para montar la coreografía de El amor brujo de Falla, que el coronel de Basil se propone presentar en Montecarlo este año, y no menos la que llenará de júbilo a los admiradores de la gran bailarina Mariemma, a la que sus paisanos de Lecar, Valladolid –pueblecillo tan pequeño que no figura en los mapas–, le han regalado una casita con su trozo de campo de huerta. Mariemma –que en el mundo civil entiende por Guillermina Martínez Cabrejas–, está considerada como una de las mejores bailarinas de concierto del momento.