FICHA TÉCNICA



Título obra Las palmas de M. Schutz

Autoría Jean Noel Fenwick

Dirección Lorenzo de Rodas

Elenco Lorenzo de Rodas, Óscar Bonfiglio, Beatriz Moreno, Horacio Almada, Cristina del Castillo, Jorge Fink, Arturo Beristáin, José Ángel García

Escenografía Humberto Figueroa

Espacios teatrales Teatro Reforma

Referencia Bruno Bert, “La escuela del señor Schutz”, en Tiempo Libre, 12 diciembre 1991, p. 28.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica


Teatro

La escuela del señor Schutz

Bruno Bert

Hay toda un área del teatro relacionada con la intención directamente didáctica. Es decir con el deseo expreso del pasaje de una información con finalidad formativa. Las hay para adultos y todo el teatro Brechtiano sigue esta corriente en una proposición de formación y reflexión ideológico-política; y también para niños y adolescentes, tal vez con pretensiones un poco más modestas en nuestro medio pero que vinculan, en definitiva, lo informativo con lo ameno, para hacerlo más fácilmente accesible a los jóvenes.

Teatro Internacional Didáctico A. C. parece un grupo o elenco dedicado teatralmente a esta segunda proposición, habiendo montado un espectáculo que actualmente se halla en escena en el Teatro Reforma bajo la dirección del maestro Lorenzo de Rodas. Se trata de Las palmas de M. Schutz que aborda la vida de los celebérrimos esposos Curie a partir del momento de su mutuo conocimiento al interior de un frío laboratorio parisino en 1895... La obra es de Jean Noel Fenwick e intenta interesar a los espectadores, con el uso de un cierto sentido del humor, de las alternativas humanas de estos particulares investigadores, de sus sentimientos, y también lógicamente, de sus investigaciones científicas y los importantes descubrimientos que les debemos, ya que ésa es justamente la finalidad fundamental de la obra.

El trabajo, en este caso, es para todo público y no sólo para los estudiantes a los que posiblemente fue destinado en origen por su autor.Cualquiera puede disfrutarlo, de los diez o doce años en adelante, aunque hay que admitir que contiene un cierto grado de simplificación apropiada tal vez para la función didáctica, aunque un poco primaria para un público un poco más exigente, o al menos más adulto, que a lo largo de los dos actos puede llegar a sentir que se trata de un caldo tal vez con sabor pero con poca carne en la que hincar el diente. El director maneja con habilidad y ritmo la puesta, tratando de mantener viva la atención mediante su experiencia para el manejo escénico que complementa con eficacia las proposiciones que parten del autor. Además, enriqueciendo el trabajo, se incorpora como actor resultando ser la figura más amena del plantel, encarnando el Señor Schutz que menciona el título. Esto no significa que los restantes actores —Oscar Bonfiglio, Beatriz Moreno, Horacio Almada, Cristina del Castillo y Jorge Fink— desmerezcan en su labor, sino simplemente que los años de profesionalismo tienen indudablemente valor, y más a manos del maestro Rodas.

Humberto Figueroa asume la escenografía y nos da el espacio de un laboratorio un tanto simplificado —posiblemente por una cuestión de costos pero eficaz al fin para la propuesta que no pretende una gran profundización y se maneja como una comedia ligera para la cual esto es suficiente.

No es el lugar natural de este trabajo; es decir, si es común que se presente en un teatro como el Reforma, con boletería abierta, o si esto es complementario a una labor con escuelas que son captadas como público especial al que se transporta para las funciones. Este segundo posible caso sería el más lógico, incluso si se lo acompañara luego con una charla complementaria, también de tipo didáctico, que conjunte el interés de los jóvenes espectadores tanto en lo que se ha planteado en el plano científico (descubrimiento del polonio y del radio; importancia de la radiación; el desarrollo de la mujer en el plano científico; el valor del premio Nobel, etcétera) con la labor teatral, la construcción de un espectáculo, el trabajo de los actores y todo a lo que esto se relaciona. En fin, algo que puede tener un público específico amén de los que gusten de estas pequeñas biografías noveladas a través del teatro.

Arturo Beristáin, José Ángel García y Cristina del Castillo en Las palmas de M. Schutz, de Jean Noel Fenwick, dirección Lorenzo de Rodas, Teatro Reforma (Paseo de la Reforma y Burdeos, 211-3622), jueves y viernes(20:30); sábado (18:00 y 20:30); domingo (18:00 horas).